Euro IV y cambios en normas marítimas encarecen el diésel

18

La aplicación de la norma Euro IV y los cambios en la legislación marítima internacional hicieron que la importación de carburantes, como el diésel, se haya encarecido.

Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) informó ayer que comprará “combustibles al precio más bajo y de mejor calidad”, en cumplimiento a la normativa Euro IV, vigente por la Ley 165 General de Transporte.

“El diésel es un commodity, su precio varía en función a las fluctuaciones de la oferta y la demanda del precio internacional, de los costos logísticos asociados y de nuevas regulaciones internacionales sobre la calidad de los carburantes”, comunicó a través de un boletín de prensa.

Página Siete informó ayer que YPFB aprobó una nueva licitación para comprar diésel por el doble del precio que antes le costaba importar el combustible.

Al respecto, en la petrolera informaron que el precio referencial de la licitación en curso se basa en especificaciones de diésel oil menos contaminante del medio ambiente, de mayor eficiencia y de menor daño a la salud por su menor contenido de azufre, en concordancia con la Ley 165 General de Transporte.

“Se estima que (el precio de importación del diésel) se incremente en 5% en función a la nueva calidad requerida por el país, así como a la entrada en vigencia de la norma IMO 2020 sobre calidad de combustibles para los navíos de transporte”, señalan.

La regulación marítima

Otra de las medidas que hizo que el diésel se encarezca es la que aprobó la Organización Marítima Internacional (OMI), que dispuso que a partir del 1 de enero de 2020 el límite mundial del contenido de azufre del carburante que usan los buques se reduzca de 3,5% a 0,50%, lo que permitirá una baja en las emisiones de gases contaminantes.

Sobre el tema, los expertos Hugo del Granado y Augusto Vargas coincidieron en que la medida hizo que el flete de carga de carburantes que hacen los barcos se eleve, ya que en las refinerías no tienen disponibilidad inmediata del tipo de carburante que requieren para su traslado.

“Los barcos que transportan carburantes líquidos han ajustado sus precios porque han comprado un diésel más caro y escaso, por lo menos en los primeros meses de este año, en tanto las refinerías se adecúan a la nueva disposición y producen un diésel con las características exigidas”, manifestó Del Granado.

La aplicación de la normativa

En 2011, el anterior gobierno promulgó la Ley 165 General de Transporte, que establece que sólo se permitirá la importación de vehículos que cumplan con la Norma Euro II y también fijaba que en un periodo de cinco años la internación de autos quedaría restringida a los motorizados que cumplan la norma Euro IV.

No obstante, debido a que los líquidos que se producen en el país no iban acorde con las especificaciones requeridas, en agosto de 2016 se modificó el artículo 191 de la Ley 165, por el que se suspende la implementación de la Euro IV hasta que los carburantes se ajusten a los estándares.

Con esta modificación, la fecha límite de aplicación de la normativa internacional es agosto de la próxima gestión.

En virtud de esos factores que inciden en el precio de compra del carburante, la petrolera del Estado publicó licitaciones internacionales “de conformidad con sus procedimientos internos, para promover la participación de la mayor cantidad posible de oferentes y, a partir de ello, se adjudicará el precio más bajo para su compra”, informó.

Los resultados de la licitación se conocerán a inicios de marzo. Para este año, la demanda total diésel en Bolivia será de 2.141 millones de litros, según YPFB.

Pagina Siete.