“Hay momentos que te rompen el alma, te conmueven”

Javier Mamani, fotógrafo de la Agencia de Prensa Gráfica (APG), encontró el lugar y el momento adecuado para captar la escena en la que el bombero voluntario Marvel Flores cargaba el cuerpo de una niña fallecida en la tragedia de Caranavi.

Ni bien se enteró del deslizamiento, Mamani se trasladó al lugar de los hechos, junto a dos de sus compañeros. Para él, estar en el sitio y hora adecuada fue “cosa del destino”, pues durante la cobertura dejó a sus colegas y optó por el camino más rápido, pero menos seguro.

“Me subí (por sendero) recto debido a que tenía un equipo pesado y costoso. Me hubiera pasado directo, pero había un sector que no pude subir porque no tenía los zapatos adecuados, por eso volví al camino y fue justo en el momento adecuado”, relata.

Mamani explica que cuando vio a Marvel sabía que tenía que capturar la escena. “En la imagen se ve lo tétrico de la maleza, el bombero con barro, con un gesto cabizbajo, lamentándose de la muerte de la niña. Hay una parte del centro, donde está la luz, como que la quiere llevar a la luz, como llevando el almita al cielo”, dice, respecto a su fotografía. “Cuando (el bombero) me miró, se levantó y siguió caminando, yo seguí disparando (la cámara)”, añade.

Cada vez que Mamani realiza una cobertura tiene una misión clara: mostrar el trabajo que hacen los otros. “Sé que necesitan su espacio y privacidad, pero si nosotros no mostramos lo que hacen ellos, quién se va a enterar de su trabajo. Somos un medio de comunicación”, afirma.

En todos sus años de trabajo cubrió varios accidentes, situaciones en las que suele tomar su equipo y buscar un auto para trasladarse al lugar de los hechos. Viajó hasta en maleteras.

El deslizamiento en la carretera a Caranavi le impactó por las crudas escenas que vio. “Había mucho dolor, los policías que trabajaban en la labor de rescate estaban llenos de barro, jalaban las cuerdas, mientras contaban al unísono, lloraban en silencio al ver los cuerpos”, relata. “Hay momentos que te rompen el alma, te conmueven, te acuerdas de todo y de tu familia”, dice.

Pese al trabajo duro y los riesgos, Mamani siempre se traslada al lugar de los hechos. Siente que es su deber capturar todas las imágenes. “Me lleva la pasión, soy aventurero y me gusta mostrar algo diferente”, asegura.

Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más