Reordenamiento vial: pocos guardias, falta de señalización y desinformación

La restricción vehicular en el centro de la ciudad de La Paz comenzó ayer. La gente se quejó por la falta de información, señalización y de guardias municipales. La Alcaldía solicita la ayuda de Tránsito.

“Estas medidas se deberían haber anunciado con anticipación. Recién me estoy enterando y no sé hasta dónde tengo que ir para tomar movilidad”, dijo Reyna, una de las vecinas de Villa Fátima. Ayer caminó desde la plaza Obelisco hasta la avenida Camacho para tomar un vehículo de transporte público.

La mujer se quejó porque el lugar donde siempre esperaba el motorizado, se encontraba con vallas y no sabía dónde estaba la nueva parada. Consultó a un guardia municipal, quien le dijo: “Es un poco más allá señora. Ahí donde se escribió una P en el suelo”.

Al igual que Reyna, muchas personas se quejaban porque se movieron varias paradas para tomar transporte público.

El Plan de Reordenamiento Vial -impulsado por el municipio de La Paz- se inició ayer en el centro paceño, desde la Plaza San Francisco hasta las plazas del Estudiante y Camacho. Pese a los problemas identificados por los ciudadanos, se verificó que el paso de los vehículos era más fluido.

Página Siete hizo un recorrido y vio a algunos guardias municipales y la instalación de vallas en dos sectores, Almirante Grau y en el Club La Paz, frente a la plaza Obelisco. No hubo efectivos policiales en los controles.

Se verificó -también- que pese a las vallas, algunas personas paraban los vehículos. “No hay caso de hacer entender a los ciudadanos”, dijo un guardia municipal, quien sólo movía la cabeza al ver esa actitud e intentaba persuadir a las personas para que cumplan las normas.

Según Omar, otro vecino, para conseguir el cumplimiento del plan de restricción vehicular es importante garantizar el incremento de guardias ediles. “Dos están intentando controlar el paso y los choferes se hacen la burla”, dijo mientras esperaba su vehículo, ayer en la Plaza del Estudiante.

Pese a que la nueva disposición municipal indica que ni los vehículos públicos ni oficiales pueden usar las vías como parqueos, los vehículos del Ministerio de Salud y del Ministerio de Justicia se estacionaron ayer en las puertas de esas instituciones públicas.

De acuerdo con Laleska Saenz, otra guardia municipal, tanto los choferes como los peatones incumplen la disposición. “Estos días estamos informando, ya desde la siguiente semana daremos boletas de sanciones”, indicó la funcionaria y explicó que los conductores pueden parar momentáneamente para que los pasajeros suban y bajen, pero no pueden convertir esos espacios en paradas permanentes.

El jefe de la Unidad de Ordenamiento y Control de la Movilidad de la Alcaldía de La Paz, Vicente Machicado, indicó que hasta ayer, en el primer día de la medida, se emitieron 11 boletas de infracción.

Según la norma, el transporte público tiene una multa de 100 bolivianos por faltas gravísimas, 50 por graves y 25 por leves.

El secretario municipal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Enrique Villanueva, aseguró que es importante coordinar con la Policía sobre este plan, por eso remitió la Resolución Administrativa 485/22 al director departamental de Tránsito de La Paz, Wálter Sosa.

“Es pertinente realizar una coordinación con la Policía Boliviana para educar a los conductores y mejorar las condiciones de circulación vehicular”, según la misiva.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más