Gobierno destina Bs 45 MM a la atención inmediata de sequía

El Gobierno nacional destinará 45 millones de bolivianos a la atención inmediata de la sequía. Este monto forma parte de un paquete de ayuda integral de 122 millones de bolivianos para contrarrestar los efectos de los fenómenos climáticos adversos en el país, informó ayer el director de Desarrollo Rural, Orlando Acho.

“La ocurrencia de la sequía ha afectado a siete departamentos. Según la información que tenemos, el cultivo más afectado es el de la papa, y es por eso que el Gobierno ha establecido la implementación de un plan multisectorial para atender la situación adversa causada por la sequía. Se han previsto recursos que suman 45 millones de bolivianos que se van a implementar de manera inmediata, los cuales forman parte de un paquete integral de cerca de 122 millones de bolivianos”, indicó Acho.

De acuerdo con la autoridad, los 45 millones de bolivianos para la acción inmediata serán utilizados para la adquisición de tanques de PVC para el traslado de agua para el consumo humano y animal, posteriormente el alquiler de cisternas, para llevar este líquido elemento a los lugares donde existe déficit.

En una segunda etapa, el plan gubernamental contempla la perforación de pozos subterráneos y también la construcción de otro tipo de infraestructuras, como atajados y aljibes en diferentes zonas del país, en especial en los lugares donde la afectación por sequías es mayor.

Acho señaló que hasta el momento se han contabilizado 3.000 hectáreas de cultivos afectados por la falta de lluvias en siete departamentos, pero que particularmente preocupa la situación de los sembradíos de papa en el altiplano de La Paz, Oruro y Potosí, ya que estos cultivos son mayormente destinados al autoconsumo de las familias campesinas.

Piden Ley departamental

La Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC) pidió ayer que Gobernación y la Asamblea Legislativa Departamental de esa región puedan trabajar una ley de emergencia por desastre natural, ya que muchos de los municipios afectados por los fenómenos climáticos no cuentan con los recursos suficientes para contrarrestar los daños de la sequía y las heladas, dijo Rolando Morales, presidente de la CAC.

“Los municipios han declarado emergencia, pero cuentan con recursos escasos. El presupuesto que maneja la Gobernación pueda hacer un cambio, vale decir, dejar de hacer otro tipo de inversiones y volcar esos recursos hacia el apoyo los sectores que están golpeados”, declaró.

Morales recordó que Cochabamba es el segundo departamento productor de alimentos como hortalizas y frutas.

Esta región es –además– la segundo de producción de camélidos, añadió.

“La familia camélida en Bolivia cuenta con más de 80.000 personas trabajando en el rubro. En la zona andina han muerto más de 1.100 cabezas, con una afectación muy fuerte al (sector) productor camélido con más de 2.000 familias”, indicó en una entrevista con Unitel.

Según reportes de la prensa local, en ese departamento ya se registran muertes de ganado por la falta de agua.

El representante del agro añadió que la CAC mantiene una constante comunicación con los diferentes sectores productivos para conocer sus necesidades y así plantear posibles soluciones para esta lamentable situación debido a los cambios climáticos.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más