En Tarija no saben qué hacer con 32 vacas de contrabando

En Tarija no saben qué hacer con 32 vacas argentinas introducidas al país el 17 de noviembre por contrabando y que el fin de semana fueron robadas y que ayer fueron rescatadas por la Policía. Los animales debían ser sacrificados el domingo, pero en la noche fueron hurtados, pese al control de un personero del Senasag en el corral y personal del matadero.

En la segunda quincena de noviembre, las 32 vacas fueron detectadas en Tarija en un operativo del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). Las reses llegaron a Tarija con una guía de movimiento autorizada por el Senasag de Chuquisaca con datos del sexo, edad y marcas que no coincidían. Los funcionarios detectaron documentación falsificada, pero los dueños de los animales no pudieron ser aprehendidos.

Después comenzó el calvario para las vacas argentinas, cuyo monto global alcanza al menos a los 20.000 dólares. El Senasag y la Alcaldía de Tarija se encargaron de la custodia de las reses que esperaban una decisión desde la ciudad de La Paz. Pasaron los días y más de tres semanas, hasta que el viernes pasado llegó la orden desde la sede de Gobierno para que los animales sean sacrificados.

No obstante, la noche del domingo, aproximadamente a la una y media de la mañana, dos encapuchados cortaron la malla olímpica, ingresaron al corral y sacaron a las 32 vacas. El personero del Senasag dijo horas después ante la Policía que se durmió y no escuchó nada.

Rodrigo Calizaya, director del Matadero Municipal, preguntó por qué precisamente esa noche, el guardia estaba solo, cuando en días precedentes eran dos los asignados a esa tarea.

El responsable del Senasag Tarija, Michael Choque, señaló ayer que el segundo guardia fue asignado esa noche a otra tarea.

El custodio de la estatal fue arrestado, pero no fue imputado.

Rescate de las reses

Un vecino del sector El Temporal, en las afueras de la ciudad de Tarija, informó ayer que vio varias vacas pastando en un cerro de esa zona.

La Policía, el director del Matadero y hasta el guardia del Senasag, que “se durmió” la noche del domingo fueron hasta el sector y reconocieron a las reses, que fueron rescatadas.

“Hemos encontrado a 17 en principio y a las otras 12 después”, informó un oficial de la Policía a los medios.

Ayer, se conoció que el alcalde Johnny Torres instruyó el despido de los funcionarios del Matadero Municipal por incumplimiento de deberes, mientras espera que el Senasag defina qué pasará con las vacas argentinas.

Pagina Siete

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más