Autorizan a EEUU imponer aranceles a productos de UE

1

Airbus genera medidas de Estados Unidos. Economía internacional siente los efectos de las decisiones de países industrializados.

La Organización Mundial de Comercio autorizó a Estados Unidos a imponer aranceles por 7.500 millones de dólares anuales a importaciones de la Unión Europea, en respuesta a los subsidios que concedieron los gobiernos europeos a Airbus para el desarrollo del A350 y el A380, según publicación de El Nacional.

7.500 millones de dólares anuales deberán pagar, luego de que el próximo 18 de octubre Washington active los aranceles. De esta manera se abrirá un nuevo frente en una batalla que dura 15 años, reseñó El País.

La finalidad de estos aranceles será compensar un daño económico, valorado inicialmente por la oficina de Comercio Exterior estadounidense, en 11.200 millones de dólares anuales.

En abril Washington elaboró una lista preliminar con 300 productos importados. En ella identificaba componentes del sector de la aviación civil, incluidos aviones de Airbus. Serán en este caso del 10 % y del 25 % para los productos agrícolas y otros bienes importados.

En 2004, Estados Unidos presentó la primera queja por las ayudas de la UE a Airbus. Algunos de los argumentos fueron rechazados.

BAJOS INTERESES

La OMC determinó que los gobiernos europeos concedían créditos para el desarrollo de sus nuevos aviones y con unos intereses muy por debajo al disponible en el mercado. Además de que no se adoptaron medidas eliminar sus efectos adversos.

Por tanto, el organismo concluyó que estos créditos crearon un perjuicio a los intereses de EEUU. Señala que eso creó una ventaja competitiva artificial en el segmento de los grandes aviones de doble pasillo como el A350 y el A380.

Ahora la OMC debe una decisión, en un caso separado de la UE contra EEUU, por las ayudas del Estado de Washington a Boeing.

Los negociadores del país norteamericano y de la UE se reunirán el 14 de octubre, justamente a cuatro días antes de la entrada en vigor de los aranceles.

El embajador Robert Lighthizer advirtió que estaba listo para pasar a la acción en cuanto la OMC determinara su valor.

Inicialmente, Washington dijo que la intención era imponer un gravamen de hasta el 100 % en algunos productos. De esta manera, podría recuperar lo que se pierde con los subsidios.

EVITAR OTRA ESCALADA

Bruselas quiere evitar a toda costa que el fin de esa vieja batalla pueda ser el comienzo de una nueva escalada comercial transatlántica. Especialmente en un momento delicado para la economía mundial.

A pesar de tomar nota de la decisión de la OMC, la UE le advierte a la administración de Trump, que la adopción de represalias a través de nuevos aranceles sería una medida “miope” y “contraproductiva”.

Cecilia Malmström, comisaria de Comercio, asegura que el Ejecutivo comunitario ya propuso una “solución justa” y “equilibrada” a Estados Unidos para sus industrias aeronáuticas.

Avisó que la imposición de nuevas tarifas “empujará a la UE hacia una situación” en la que no tendrá “otra opción que hacer lo mismo”.

En julio la Comisión Europea le presento al país norteamericano una propuesta. En ella buscan alcanzar un nuevo régimen de subsidios al sector aeronáutico. Mientras Estados Unidos sostiene, que solo negociará con la UE, cuando esta cumpla con los requerimientos de la OMC.