Permisos de construcción caen en 67%, pandemia agudizó crisis

19

Los permisos de construcción en el país registraron una caída del 67% durante el primer trimestre de este año, en comparación el mismo periodo de 2019 y la crisis se agudizó con la pandemia del coronavirus, que incluso hizo que la demanda del cemento sea la más baja en los últimos 15 años, según la Cámara de Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz).

“Entre enero y marzo de 2020, los municipios otorgaron permisos de construcción para una superficie de 215.634 metros cuadrados, frente a 655.030 metros cuadrados autorizados durante el mismo periodo de 2019; es decir que la superficie autorizada para construir disminuyó en 67,08%”, indica el análisis titulado Impacto de la pandemia en la Construcción.

La actividad de la construcción en Bolivia ya mostraba señales de preocupación por la desaceleración que comenzó en 2016 y que cerró la gestión 2019 con un crecimiento de sólo 1,91%, indicador inferior al PIB de la economía que fue de 2,22%, complementa el informe.

Asimismo señala que los datos del Índice Global de la Actividad Económica (IGAE) acumulados a abril evidencian las consecuencias de la emergencia sanitaria y el efecto de la pandemia en la construcción es una caída del 19,16% .

Los datos sólo ratifican que la construcción enfrenta una situación muy difícil, por lo que es necesario que se tomen las medidas urgentes para evitar un “colapso y afianzar la reactivación”, señala.

“Esto pasa por cancelar todas las deudas que tienen las instituciones públicas por planillas de avance de obra impagas y por la puesta en marcha a la brevedad posible el Programa Intensivo de Empleo”, demanda la Cadecocruz.

Otro de los datos que refleja el descenso del sector es el menor consumo de cemento. Por ejemplo, en abril de este año, la demanda en el país sólo llegó a 28.770 toneladas métricas, la más baja desde hace 15 años.

Mientras que el consumo de cemento acumulado entre enero y abril de 2020 fue de 787.586 toneladas, frente a las 1.197.487 toneladas requeridas en igual periodo del año pasado, lo que significa un descenso porcentual del 9,8%.

El presidente de la Cámara Boliviana de la Construcción (Caboco) Franklin Pérez insistió que para reactivar la economía del sector, el Gobierno debe pagar a las constructoras las deudas pendientes que datan desde 2019, que superan los 2.000 millones de bolivianos.

Pagina Siete.