Actos protocolares en Plaza Murillo se realizaron bajo estrictas medidas de bioseguridad

8

La Plaza Murillo, donde está el centro del poder político del país, amaneció este jueves embanderada con los símbolos patrios para acoger los actos protocolares que se realizaron bajo estrictas medidas de seguridad.

Autoridades, invitados especiales, periodistas y otros asistentes participaron guardando distancias y en menor cantidad respecto a otros años, precisamente, por efecto de la pandemia de coronavirus que afecta al país.

En esta ocasión, el ambiente festivo por el aniversario patrio tuvo un matiz diferente puesto que los rostros de todos los asistentes estuvieron protegidos con barbijos y más de uno utilizó alcohol en gel para la correspondiente desinfección de las manos.

Los efusivos saludos con besos en las mejillas, apretones de mano y abrazos, como ocurrieron antes solo se limitaron al choque de antebrazos por precaución.

A pesar de este escenario se evidenció el sentimiento de patriotismo, civismo y el sentimiento de orgullo por haber nacido en Bolivia.

Los representantes de las diversas instituciones como la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), el Comando General de la Policía, la Cámara de Senadores, entre otros; fueron los primeros en depositar sus ofrendas florales.

El momento más esperado del acto protocolar fue cuando la presidenta Jeanine Áñez, acompañada por al menos 10 ministros, salió de Palacio Quemado para dejar las flores en homenaje a los libertadores.

La mandataria recibió el saludo de los Colorados de Bolivia y luego todos los asistentes entonaron a viva voz las sagradas notas del Himno Nacional.

Actos similares se realizaron en diversas regiones del país, y las autoridades recordaron que Bolivia saldrá adelante victoriosa en su lucha contra el coronavirus.

/RM/mqt ABI