Gobierno retomará el caso Chaparina para hallar a los responsables de la vulneración de derechos humanos

25

El Gobierno informó este lunes que retomará las investigaciones por la violenta represión a los indígenas del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Sécure (TIPNIS), registrado en septiembre de 2011, en la localidad de Chaparina con el fin de hallar a los «directos responsables» de la vulneración de los derechos humanos.

«Vamos a retomar a todas las investigaciones y procesos que fueran necesarios contra los directos responsables de la violación de derechos humanos y principalmente de la brutal represión que hubo en Chaparina», aseguró el viceministro de Justicia y Derechos Fundamentales, Huberth Vargas, en conferencia de prensa.

En 2011, indígenas de las tierras bajas y habitantes del TIPNIS protagonizaron una Gran Marcha Indígena por la defensa de su territorio y en rechazo de la construcción de una carretera que pretende pasar por el corazón de ese lugar.

El 25 de septiembre de ese año, efectivos de la Policía ingresaron con gases lacrimógenos al campamento de los indígenas, en Chaparina, y detuvieron a hombres y mujeres, con sus niños. Varios de los marchistas fueron golpeados, maniatados y amordazados con cintas de embalaje.

A ocho años de ese hecho, la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) orgánica denunció en 2019 que aún no se identificaron a los responsables de la represión policial.

No obstante, la organización señaló que el expresidente Evo Morales y su gabinete de ministros son los culpables.

En ese sentido, Vargas afirmó que las indagaciones realizadas en este proceso no avanzaron, debido a que el Órgano Judicial era «manipulado» por el Gobierno de Morales.

La medida se anunció, luego de que el Gobierno ratificó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) comunicó, el 22 de junio, la aprobación del informe de admisibilidad 113/20, que acepta la petición presentada, el 8 de mayo de 2012, por 64 comunidades indígenas del TIPNIS que denunciaron al Estado boliviano por la violación a sus derechos territoriales.

«La admisión del caso en la CIDH confirma la denuncia que venimos realizando, desde el Ministerio de Justicia, de que en los anteriores 14 años del gobierno de Morales se vulneraron los derechos humanos en diferentes contextos», afirmó la autoridad.

Vargas agregó que dicha medida descubre las acciones «mentirosas» de Morales que se mostraba como un «defensor» de los pueblos indígenas, tras vulnerar sus derechos cuando ordenó la represión policial.

En esa línea, el Viceministro recordó que, en enero de este año, se presentó en Washington (Estados Unidos) un informe jurídico a la CIDH y a la comunidad internacional sobre la violación de los derechos humanos en los 14 años de gobierno del MAS, entre ellos a la libertad de expresión, el libre tránsito y al acceso de un debido proceso, entre otros.

AQZ/MQ/ ABI