COB afirma que no se cumplen los decretos de estabilidad laboral en la cuarentena

3

El secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) Juan Carlos Huarachi, afirmó que los despidos a nivel nacional en el sector público y privado, demuestran que “los decretos de estabilidad laboral en la cuarentena” no se está cumpliendo.

“Es más no se acatan algunos comunicados que ha emitido el Ministerio porque no fueron legalizados por una resolución ministerial para que de alguna manera los trabajadores se puedan agarrar de esa resolución y evitar que el empleador pueda retirarlos”, declaró a Erbol.

La COB espera que el Órgano Ejecutivo haga cumplir la “Ley que Coadyuva a Regular la Emergencia por el Covid–19” impidiendo despidos y desvinculaciones durante el periodo de la cuarentena y hasta dos meses después de levantada la medida.

Recordó que la presidente del Senado Eva Copa tuvo que promulgar dicha ley porque el Ejecutivo observó el artículo 7 sobre estabilidad laboral y esa conducta se demuestra porque los decretos que ha sacado para, supuestamente favorecer a los trabajadores, ha incumplido en la misma administración pública.

“Existen miles de despidos a nivel nacional en empresas, fábricas y en el sector público con el cierre de tres ministerios y otras oficinas. Están echando gente a la calle pero lamentablemente no se puede cuantificar porque ocurre todos los días”, manifestó.

Sostuvo que la promesa gubernamental del 1 de Mayo de crear 600 mil empleos ya tiene un trasfondo político, porque la realidad es distinta como el Decreto 4272 de reactivación económica que tiene un alto contenido político y muchas deficiencias.

Puso de ejemplo el caso del sector minero. Ahí el gobierno decidió otorgar más de 40 millones de bolivianos al sector cooperativo, pero a la minería estatal solamente 4 millones que ni siquiera es apoyo del Estado, sino el pago de una deuda a las empresas productoras y la Empresa Metalúrgica Vinto.

Anunció que esta semana prevé reunirse en ampliado nacional con la participación de delegados de más de 168 organizaciones sindicales, para delinear una estrategia de defensa de las fuentes del empleo, porque el gobierno no atiende el reclamo, salvo el Ministerio de Trabajo que a mucha presión, responde a algunos requerimientos, aunque reconoce que esta cartera de Estado no tiene fuerza coercitiva para cuidar la fuente laboral.

ERBOL