Arturo Murillo pide un mínimo de 30 años de cárcel para Morales, imputado por terrorismo

222

Luego de que la Fiscalía determinó este lunes emitir la imputación formal en contra de Evo Morales, por el caso «audio-terrorismo», el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, sostuvo que lo mínimo que merece el exmandatario es purgar 30 años en la cárcel.

«Celebramos que el terrorista Evo Morales sea imputado por terrorismo, hay esperanza que se hará justicia, ojalá tenga la valentía de volver y purgar 30 años de cárcel que es lo mínimo que merece, terrorista confeso», escribió el ministro de Gobierno, en su cuenta de Twitter.

La imputación de la Fiscalía solicita la detención preventiva del exmandatario, quien luego de renunciar, en noviembre de 2019, buscó refugio en México y luego en Argentina, donde reside actualmente.

En noviembre de 2019, el ministro de Gobierno hizo público un video en el que se observa al dirigente cocalero Faustino Yucra conversando con Morales, desde México. En el material audiovisual se oye que el exmandatario instruye «cercar las ciudades» y dejarlas sin alimentos.

Ese hecho se registró en momentos en que el país atravesaba una serie de conflictos sociales, propiciados por el presunto fraude electoral, en las elecciones generales de octubre de 2019, que derivó en la anulación de esos comicios y en la renuncia y salida del país de Morales.

Al respecto, el vocero de Juntos en Santa Cruz, Manuel Saavedra, desafió a Morales a retornar al país para enfrentar la imputación de la Fiscalía.

«Él mismo (Evo Morales) dijo que quien huye de la justicia es un reo confeso», recordó Saavedra.

Entretanto, el vocero de Juntos, Edwin Herrera, dijo que ahora Morales deberá enfrentar a la justicia por el delito de sedición, toda vez que las pericias, las declaraciones y recojo de pruebas que hizo el Ministerio Público, muestran que existen indicios de la comisión de ese grave delito.

En el ámbito judicial, Herrera indicó que no existe ningún fuero que pueda privilegiar a Morales en ese caso, porque para ese momento, él ya había renunciado a la Presidencia del país, por lo que deberá enfrentar a la justicia como cualquier ciudadano boliviano.
mcr/ ABI