Teleférico pagó 27 millones de dólares por expropiaciones

10

Mi Teleférico invirtió 27,1 millones de dólares en las expropiaciones de terrenos para la construcción de las 10 líneas que en la actualidad operan en las ciudades de La Paz y El Alto. Por los predios, la empresa estatal informó que pagó el precio comercial.
“Es una obligación del Estado entregar los terrenos a Doppelmayr para que pueda construir las estaciones, las torres y otros equipamientos”, sostuvo el gerente general de Mi Teleférico, César Dockweiler.

Sobre el costo, la máxima autoridad del teleférico dijo que no se hizo “una expropiación a precio catastral”. “Más bien se determinó un costo justo, que es el de mercado”, sostuvo.

Con el fin de evitar una relación directa entre Mi Teleférico y los dueños de los predios, la empresa creó un procedimiento que limita la participación de funcionarios de la estatal en la definición del costo. “Se realizó a través de peritos, estudios y comparación de precios”, dijo e indicó que en casos en los que no se llegó a un acuerdo, se involucró a las sociedades de ingenieros y arquitectos para definir la mejor oferta.

Uno de los predios que fue expropiado se encuentra detrás del Palacio de Comunicaciones. Ahí se construyó una de las estaciones de la Línea Morada. “Es un terreno muy grande en el centro de la ciudad y con un valor muy importante”, añadió.

Por la expropiación de este terreno de 4.554 metros cuadrados en febrero de 2017, la estatal pagó seis millones de dólares.

Costo del teleférico

Dockweiler mostró una comparación de los costos de Mi Teleférico con las propuestas que se presentaron para la construcción de este sistema en México. Este caso generó polémica la anterior semana por una columna de opinión del periodista Rafael Archondo sobre este tema.

En el artículo, titulado “País teleférico” y publicado en Página Siete, Archondo explicó que mientras Doppelmayr propuso para el Distrito Federal un precio de 19 millones de dólares por kilómetro construido de teleférico, la italiana Leitner -que puso en pie los sistemas de cable de Ankara, Cali o Ecatepec – sólo pidió 13 millones de dólares por la misma longitud. Pese a que la última ofreció un precio más bajo, la licitación lanzada en Ciudad de México fue declarada desierta.

Al respecto, el gerente de Mi Teleférico informó que el costo del contrato firmado con Doppelmayr para las 10 líneas, que actualmente operan, demandó una inversión de 677,9 millones de dólares. Es decir que por kilómetro costó 21,45 millones de dólares. Se trata de una cifra inferior a las propuestas que recibió México, una de ellas era de 22,89 millones de dólares. (Ver infografía).

Dijo que en la columna de opinión utilizan un tipo de cambio incorrecto porque emplearon un valor de 22,09 pesos mexicanos por dólar cuando en realidad era de 19,01. “Se incluye en el proyecto de La Paz la supervisión, la fiscalización y la conformación de la empresa. Recordarán que nosotros no teníamos ninguna empresa de transporte que México sí la tiene”, concluyó.

Pagina Siete.