Magisterio celebra su día con seis demandas pendientes

4

Hoy 6 de Junio, el Magisterio Urbano ratifica sus reivindicaciones políticas sectoriales, debido a que el Gobierno en los últimos años hizo caso omiso e incluso vulnerando el derecho a la estabilidad laboral ha intentado declarar la profesión libre del sector, según sus representantes.

“Es uno de los sectores más golpeados por el Gobierno porque no es atendido es las demandas que se plantea”, manifestó.

Mamani lamentó que se tenga que acudir a medidas de presión para conseguir un día de asueto que después de una marcha en la ciudad de La Paz y la instalación de una huelga de hambre en Cochabamba se haya conseguido la medida.

Aseguró que gestiones pasadas el sector solo gozaba de tolerancia y después de tres años se volvió a conseguir la medida, pidió al Ministerio de Trabajo realizar una normativa para que todos los años se pueda gozar de ese beneficio

El dirigente señaló que entre las principales demandas que no fueron atendidas es el respeto al reglamento del escalafón que indica que los maestros deben ascender automáticamente de categoría por antigüedad y no por exámenes como el Ministerio de Educación realiza.

Asimismo, señaló que el sector del Magisterio tiene los salarios más bajos de Latinoamérica y del sector laboral del país, “siendo que la labor que realizamos es de beneficio a la sociedad y no es recompensado de manera adecuado por lo que exigimos un salario acorde a la canasta familiar”, dijo.

El sector pide la cancelación de las maestras del nivel inicial por las 100 horas de trabajo y no solo por las 88 horas que toma en cuenta el Gobierno. Indicó que ese mismo pago debería cancelarse a las auxiliares de aula que realizan el mismo trabajo.

Para los maestros de Educación Alternativa se exige también el pago de las 100 horas correspondientes.

Por otro lado, los educadores piden también la nivelación del salario de maestros urbanos y rurales. A decir de Mamani los maestros rurales reciben un 20 % más que los urbanos siendo que estos últimos realizan un mayor sacrificio en las áreas periurbanas.

Por esas demandas aún no resueltas Mamani aseguró que el sector no tiene mucho por festejar, sin embargo, continuarán en la lucha hasta conseguir el cumplimiento de las reivindicaciones anteriormente mencionadas.

Mamani saludó a los maestros que continúan en la lucha por la defensa del reglamento del escalafón, por la defensa de la estabilidad laboral del sector y contra el abuso de los últimos tiempos de las juntas escolares, directores distritales y departamentales y Ministerio de Educación contra los maestros.

El Magisterio Urbano de La Paz es uno de los sectores que durante la gestión tuvieron más movilizaciones en la sede de Gobierno cada una exigiendo diferentes demandas. De acuerdo con la dirigencia del sector a pesar de no haber sido atendidos por el Gobierno las medidas de presión continuarán hasta conseguir mejores condiciones para el sector en pro de la educación boliviana.

El Diario.