Senkata se rebela contra el MAS y el gobierno de Jeanine Añez

102

La Asociación de Víctimas de Senkata se rebeló ayer contra los asambleístas del Movimiento Al Socialismo (MAS) y los partidarios del gobierno de la presidenta de transición de Jeanine Añez. Los vecinos de esta zona protestaron y lograron suspender la sesión de la Cámara Alta de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que se instaló en esa zona del Distrito 8. Publicaron además un manifiesto.

“Repudiamos que recién después de más de tres meses los parlamentarios pretendan acordarse de Senkata y vengan a lavarse las manos: el MAS pactó y dejó solas a las víctimas d e Senkata, mientras el gobierno de Jeanine Añez fue el que ordenó las masacres”, se lee en la nota.

Ayer, por primera vez, la sesión de la Cámara Alta de la Asamblea Legislativa Plurinacional se trasladó a la urbe alteña, pero fue suspendida ante las protestas de los vecinos y los familiares de las víctimas de Senkata.

Horas antes, a las 8:00, la presidenta de la Cámara de Senadores, Eva Copa, y otros asambleístas y familiares participaron en una misa en honor a las víctimas de los hechos de noviembre del año pasado. Luego, los asambleístas instalaron una sesión ordinaria en la sede social de esta zona del Distrito 8 por los 35 años de El Alto. Pero, en plena reunión, en la que se tenía previsto el tratamiento de dos leyes en favor de esa urbe, vecinos y familiares de las víctimas protestaron contra el MAS y el oficialismo.

Muchos de los manifestantes rechazaron la presencia del senador Óscar Ortiz, de Unidad Demócrata (UD). Otros aclararon que su movilización no tiene un color político. “No nos dejaron entrar”, declaró una vecina.

Ortiz, quien fue atacado con huevos y basura, contó que los asambleístas fueron agredidos durante la sesión. “Se aprobaron dos leyes: una que declara a El Alto ciudad tecnológica y otra que transfiere terrenos del municipio a la Policía para las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc)”, agregó.

Ante las protestas de los vecinos y los ataques a los asambleístas, los policías lanzaron gases lacrimógenos. Esta acción afectó a niños de un colegio que se encontraba cerca del sector.

Luego de este momento de tensión, los familiares de las víctimas de Senkata publicaron un manifiesto con seis puntos. En el segundo acápite piden “cárcel para los responsables políticos y materiales de las masacres”.

Denunciaron, además, que los parlamentarios instalan la sesión un día antes de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Haití. “El Estado y gobierno quieren ir a mentir sobre que en Bolivia no se registraron masacres en los meses de octubre y noviembre de 2019”, se lee en la nota.

En un quinto punto, los familiares indicaron que su asociación es independiente de “todos los partidos políticos que vinieron a sesionar”. Denunciaron, además, que fueron abandonados por las organizaciones de El Alto, como la Central Obrera Regional (COR) y la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve).

Hace cuatro meses, en esta zona se registraron 11 fallecidos y decenas de heridos producto de un disturbio en la planta de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Desde entonces los familiares de las víctimas buscan justicia.

Suspenden sesión de la ALP

Minutos después de las protestas en Senkata, Copa suspendió la decimanovena sesión ordinaria de la Asamblea Legislativa Plurinacional, prevista para hoy en el Teatro de Radio San Gabriel, en Villa Adela.

Copa, oriunda de la urbe alteña, lamentó la gasificación policial. Su par, el senador Omar Aguilar, de la bancada del MAS, contó que en la misa estaban los familiares de los muertos. Dijo que “los vecinos protestaban contra Ortiz y los senadores oficialistas”.

Pagina Siete.