Clases se reducirán 20 minutos por día; colegios definirán su uso

59

Desde esta gestión, cada periodo escolar de secundaria e inicial se reducirá en cinco minutos. Por día, los estudiantes pasan al menos cuatro periodos y con la nueva disposición tendrán 20 minutos menos de clases. Los padres de familia criticaron la determinación y aseguraron que sus hijos no aprenderán.

“La carga horaria del nivel secundario se está reduciendo. De 45 minutos que se tenía hasta el año pasado – por periodo- a 40 minutos”, explicó la viceministra de Educación Regular, Bertha Chuquimia.

La autoridad indicó que una situación similar ocurrirá en el nivel inicial, en el que también se reducirá el tiempo de cada periodo. “Será de 40 minutos a 35 minutos”, sostuvo.

El motivo de este cambio -según Chuquimia- es por “razones técnico-pedagógicas”. Según la viceministra, los estudiantes sólo captan un momento de la enseñanza de ese periodo y el resto se distraen en las aulas.

Este mismo panorama se reporta en el nivel inicial y ocurre por las mismas condiciones de los niños, quienes ingresan muy pequeños al primer año de escolaridad y el tiempo de captación de las enseñanzas es más corto, según la autoridad.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Maestros Urbanos de Bolivia, Bladimir Laura, afirmó que la reducción del tiempo de los periodos del horario escolar se concretó a través de un acuerdo que se registró hace dos semanas con el ministerio del área. “Se tomó esa decisión por la capacidad de atención que tienen los estudiantes”, remarcó.

El presidente de la Junta Nacional de Padres y Madres de Familia, Pablo Diez, calificó de absurda la medida porque los escolares de secundaria “perderán por día al menos 20 minutos de estudio”. “(Con esa medida) los maestros reducirán contenidos y los niños no aprenderán lo que deberían”, indicó.

¿Pero qué se hará con ese tiempo en los colegios? Según Laura, las unidades educativas se encargarán de decidir a qué y cómo se destinarán los 20 minutos. “Algunos pueden definir que el horario de ingreso será más tarde, otros que la salida será más temprano e incluso pueden ampliar el recreo”, acotó.

Otros maestros sugieren destinar ese tiempo a la lectura. “La norma exige 10 minutos para leer libros. Eso nadie cumplía porque no hay tiempo en el aula, pero ahora esta actividad se puede acoplar fácilmente”, sugirió un maestro del nivel secundario.

El representante de los padres criticó que el acuerdo no haya sido con el sector y advirtió que “esta determinación es una muestra de la flojera de los maestros”. Aseguró que el 29 de enero envió una carta al ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, para conversar sobre los acuerdos.

Advirtió que si el Gobierno no da una respuesta pronta, el sector se movilizará. “No pueden imponernos esas medidas que van en desmedro de nuestros hijos”, explicó.

Cárdenas dijo que “no se retrocederá” en el acuerdo con el magisterio porque viabiliza la continuidad de las labores escolares. Indicó que hay otros cambios, como la separación de materias que antes estaban unidas en secundaria y la evaluación trimestral.

Aclaró que se buscará “un equilibrio” de la labor del padre de familia en los colegios. Añadió que durante estos años se observó la existencia de una “excesiva presencia” y “atribuciones” que no correspondían. Explicó que “no se busca marginar al padre de familia, pero se necesita un equilibrio”.

Educación no retrocederá en los aplazos en el nivel primario

La viceministra de Educación Regular, Bertha Chuquimia, dijo ayer que el Gobierno “no retrocederá” en la evaluación por áreas en primaria. Esta determinación establece que si un niño reprueba una materia, perderá el año escolar.

“No vamos a retroceder”, dijo la autoridad e indicó que a partir de este año los maestros trabajarán los promedios por áreas. “Es una decisión que se ha llegado en consenso con maestros y la junta de padres de familia”, sostuvo.

Chuquimia aclaró que el reforzamiento será permanente. “Para generar un apoyo real de parte del maestro a aquel niño que tuviese debilidades en el proceso de aprendizaje, destrezas y habilidades”.

La autoridad resaltó que no es necesario contratar pedagogos porque los maestros estudiaron para trabajar en esa área. “No habría razón de pedir otros profesionales”, dijo.

La viceministra aseguró que buscará una reunión con la junta de padres de familia para explicar cuáles son los motivos para realizar esos cambios y por qué ayudarán a mejorar la calidad educativa.

Pagina Siete.