La ASP-B busca ofrecer un “abanico de puertos” al país

18

El gerente ejecutivo de la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B), Marwin Flores, informó ayer que el Gobierno busca forjar un “abanico de terminales portuarias” para mejorar el comercio exterior boliviano a través del Pacífico y Atlántico.

“Se generará una sincronía de trabajo, dado que se tiene suscrito acuerdos, convenios y documentos bilaterales que afianzan la posición estratégica de la ASP-B en el continente. En esa línea, se trabajará de manera cercana en la búsqueda de opciones portuarias tanto en Bolivia como en otros países, para forjar un abanico de opciones a nuestros operadores de comercio exterior”, dijo el funcionario, durante su visita a Arica, donde fue entrevistado por Portal Portuario.

Flores señaló que la ASP-B apunta a constituirse en una empresa líder en la región relacionada a la gestión operativa, comercial y logística para el movimiento de carga boliviana.

Sobre el Pacífico, sostuvo que se busca afianzar la coordinación con los puertos chilenos y en particular con los ejecutivos de la Empresa Portuaria Arica (EPA), con el objetivo de consolidar acciones que beneficien el comercio exterior boliviano.

El ejecutivo remarcó que la “ASP-B no es un cliente más en puerto, sino que es el agente aduanero acreditado por el Estado boliviano”, por lo que se debe trabajar para solucionar las limitaciones vinculadas con el régimen naviero y los mecanismos de devolución de contenedores en territorio boliviano.

Sobre el plan de incrementar las cargas movilizadas por Ilo, Perú, para disminuir el flujo de mercadería que se mueve por el puerto de Arica, Flores apuntó que el Gobierno peruano se comprometió a hacer inversiones para mejorar las condiciones.

“Es necesario cimentar este relacionamiento a partir de las decisiones que está desarrollando el Gobierno peruano como, por ejemplo, la noticia respecto a las inversiones para reforzar el muelle de atraque y otro tipo de inversiones que van sumando una serie de acciones que vayan en beneficio del comercio boliviano”, declaró el representante.

En relación con los planes para aumentar el movimiento de mercaderías por el océano Atlántico, Flores declaró que las terminales de Uruguay, Argentina y Paraguay son otra alternativa para el comercio exterior de Bolivia.

“Sin duda, para el Estado boliviano el contar con opciones factibles por el Atlántico nos marca una nueva pauta en la forma de trabajo que va más allá del que desarrollamos actualmente por puertos tradicionales. Es importante mencionar que a la fecha estas opciones ya han sido exploradas y están siendo utilizadas”, dijo.

Datos de la ASP-B dan cuenta de que algo más de dos millones de toneladas de mercadería son movilizadas en términos de exportaciones por la hidrovía Paraguay-Paraná, a un ritmo de carga que va en aumento y cuenta con proyectos de mejoramiento.

Pagina Siete.