Desplome de represa afectó a 60 familias

7

Cochabamba.- El desplome de la represa de la comunidad de Kayarani Medio, en Tiraque, afectó a 60 familias. La causa del colapso fue la ampliación de la capacidad que realizaron los comunarios de forma improvisada y sin asesoramiento técnico, informó el alcalde de ese municipio, Eduardo Camacho.

La fuerza del agua mató a 30 ovejas, dañó cinco casas, arrastró dos vehículos y arrasó con varias hectáreas de cultivo de papa, haba, maíz, zanahoria y oca. “La mazamorra se llevó todo a su paso”, dijo el Alcalde.

La presa tiene una antigüedad de entre 25 y 30 años y una capacidad de albergar 30 mil metros cúbicos (m3) de agua. El siniestro se registró el 2 de enero.

Hace unos tres meses, los agricultores determinaron incrementar la capacidad de la presa por cuenta propia. “(Para acumular más agua) han subido el talud de la presa sin considerar las fundaciones y la antigüedad”, dijo el Alcalde.

Tras una inspección, la Gobernación indicó que el cuerpo de agua habría sufrido una ruptura porque la ampliación manual, realizada con piedra y tierra, no resistió la presión y el volumen del agua acumulado por las constantes e intensas lluvias. A eso se suma que la presa no tenía desagüe.

Los técnicos de la Gobernación indicaron que la capacidad exacta de la presa es de 28.062 m3 y a causa del siniestro se ha perdido 17.538 m3 y en el cuerpo de agua sólo quedaron 10.523 m3.

Los pobladores afectados solicitaron a la Gobernación alimentos, maquinaria pesada y gaviones.

El municipio y la Gobernación trasladaron maquinaria a la zona para realizar trabajos de limpieza, habilitar caminos y encausar un río que desbordó a causa del desplome de la presa.

MENOS AGUA PARA RIESGO

Tras el desplome de la presa, el Alcalde indicó que hay preocupación debido a que la comunidad se quedará sin agua para riego en la época seca, lo que pone en riesgo su producción agrícola.

“Vamos a tener que sufrir las inclemencias de la sequía porque no vamos a poder almacenar agua de lluvias para regar. Tampoco vamos a poder a reconstruir la presa en esta época de lluvias”, dijo Camacho.

INUNDACIÓN EN CLIZA

Tras el desborde del canal de riego Cancha Huasa, en Cliza, que causó el desplome de tres casas y afectó a otras nueve, el alcalde del municipio, Walker Illanes, indicó que realizará gestiones ante la Agencia Estatal de Viviendas (AEV) para que evalué la posibilidad de ayudar a estas familias y reconstruir las tres casas.

“Eran casas antiguas de adobe, no corresponde la reparación al municipio, como solicita la población”, dijo el Alcalde.

El desborde del canal se registró el 1 de enero y no causó daño a cultivos. El municipio indicó que se tomó previsiones para evitar otras inundaciones. (Los Tiempos digital)

El Diario.