Pericias e imágenes apuntan a la inocencia de presunto feminicida

Dos pericias, la Inspección Técnica Ocular (ITO) y las imágenes de las cámaras de seguridad del Multicine de la ciudad de El Alto, apuntan a que Valentín P., acusado por el supuesto envenenamiento de la madre de su hijo, es inocente, manifestó a EL DIARIO el abogado Adolfo Riveros.

Riveros, que patrocina al acusado, recordó que en agosto de 2021, la justicia envió con detención preventiva, por tres meses, al penal de San Pedro de La Paz, a Valentín P., quien supuestamente le dio una botella de agua envenenada a su expareja. A la fecha continúa con la medida extrema.

La hipótesis inicial del Ministerio Público fue que Valentín llegó a ese extremo por eludir sus responsabilidades con su hijo de 12 años, sin embargo todo ello fue desvirtuado ya que la defensa del ahora acusado presentó más de 40 boletas de manutención por un monto mensual de Bs 1.000, además de facturas de una laptop e impresora que fueron entregados al menor para sus clases.

En la primera audiencia de juicio, que se desarrolló el mes de noviembre, Valentín prestó su declaración informativa donde aseguró que él no le entregó ninguna botella a su expareja ni a su hijo, y que acudió a la cita porque su expareja insistió indicando que el menor quería hablar con él.

Asimismo declaró la médica de emergencia del Hospital del Norte donde fue trasladada la víctima. La profesional relató que la mujer tenía en su poder una botella de agua con un contenido de dos mililitros, aproximadamente, misma que se entregó a la Policía.

“Dijo (la médica) que la señora hubiera sacado esa botella de la chamarra que tenía como almohada en la camilla”, precisó.

Otra persona que declaró fue la madre de la víctima, quien aseguró que su hija estudió la carrera de química industrial en el Instituto Pedro Domingo Murillo, con lo que demostró que la mujer tenía conocimiento y podía adquirir sustancias químicas.

Riveros acotó que el Ministerio Público no presentó ninguna prueba contundente que demuestre la responsabilidad de su patrocinado, y solo se tiene arrimado lo que la defensa de Valentín obtuvo en la etapa de investigación.

PERICIAS

El jurista apuntó que se realizaron pericias de huellografía y toxicología, ambas con un resultado favorable a su patrocinado.

“Tenemos pruebas como el dictamen pericial de la huellografía que determina que no hay huellas en la botella. La pericia de toxicología determina que no existe alguna sustancia nociva contra la salud que se hubiese encontrado en la botella, a diferencia de las muestras biológicas que determinan la existencia de estricnina en el cuerpo de la víctima”, precisó.

Asimismo dijo que de los 16 videos que existen, el Ministerio Público presentó tres o cuatro. Ninguna de las imágenes que se presentaron vincula a Valentín P., sino todo lo contrario, ya que se lo ve ingresando sin ninguna botella, solo con una mochila.

“En la ITO hemos demostrado cuál ha sido todo el camino que ha tenido la mujer. Hemos confirmado que Valentín no tenía ninguna botella en su poder, que no se le hizo entrega alguna afuera o dentro del Multicine”, aclaró.

Precisó que en la ITO también se descubrió que cuando la señora fue a las instalaciones del Hipermaxi, que está en el subsuelo del Multicine, el menor tenía otra botella.

“Se ha descubierto con la ITO que supuestamente hubieran existido tres botellas, no solo una. Una botella que tenía el menor, de la que él consumía el líquido pero que no llegó a fallecer, otra botella que estaba en la mochila de la fallecida de la cual la mamá y la hermana hubiesen consumido en el velatorio y no llegaron a fallecer. La tercera botella con la que supuestamente tenía estricnina de la cual ella había manifestado que tomó pero de la cual se ha determinado que no existe veneno”, explicó.

CONTRADICCIONES

Riveros manifestó que de acuerdo a los funcionarios del hospital y la hermana de la víctima existen contradicciones, así como en las declaraciones del menor, que presume está “manipulado”.

“Según la hermana de la fallecida, los funcionarios del hospital le entregan una mochila y no los celulares, y los funcionarios manifiestan que no encontraron ninguna mochila pero que sí encontraron dos celulares”, dijo.

En ese marco lamentó que para acusar a su patrocinado, la Fiscalía solo tomó en cuenta que la mujer haya dicho que Valentín le dio de tomar el agua envenenada.

“Lo que va a tener que justificar (la Fiscalía) es cómo la botella no tiene estricnina, ellos tienen que demostrar (…) en este caso no hay estricnina en la botella”, dijo.

Apuntó que un elemento vital para el hecho era realizar las pericias a la mochila que el día de los hechos llevaba la víctima, empero la misma fue quemada al día siguiente.

Manifestó que la familia de la víctima también se quedó por más de tres meses con los celulares de la víctima.

“Nosotros insistimos por más de tres meses el secuestro de los celulares de la mujer, se logró triangular algunos mensajes a momento de identificar cómo la mujer lo tenía registrado a Valentín, lo tenía registrado como el perro, en vez de poner su nombre. A mucha insistencia se ha logrado obtener la triangulación y se va a reproducir en el juicio”, manifestó.

DOS VERSIONES

El letrado manifestó que existen dos versiones del menor, una del informe psicológico preliminar en la que señala que (Valentín) le hubiera dado agua en el Multicine, porque supuestamente llegó con dos botellas y que le hubiese dicho a la señora: “o tomas tú o tu hijo se muere, y supuestamente la señora habría tomado de esa botella y posteriormente se hubiera ido”.

“Cuando hacemos los actos de investigación y tratamos de llevarlo nuevamente a una pericia psicológica al menor, la familia se opone rotundamente, entonces hacemos un anticipo de prueba que es una declaración que se adelanta, y nosotros le hacemos declarar ante el juez, y ante el juez, el menor cambia de versión, dice que la supuesta entrega de la botella hubiese sido fuera del Multicine, en un lugar donde no existiera las cámaras, pero según las cámaras, Valentín y la señora en ningún momento ingresan con botella alguna”, dijo.

Advirtió que el menor de 12 años fue totalmente manipulado. “Por lo general en declaraciones de menores se aplica la presunción de veracidad, en este caso la abuela y la tía, que es abogada, no permitieron que el menor sea sometido a una pericia psicológica para determinar la veracidad de su testimonio. En la audiencia de cámara Gessel, el juez responde por el menor, ha sido una total forma de obstaculizar la declaración del menor tanto por el juez, la abuela y la tía del menor”, lamentó.

Finalmente, en criterio de Riveros la ahora fallecida sí tenía un móvil para tratar de inculpar a Valentín en un presunto feminicidio en grado de tentativa.

La siguiente audiencia de juicio se programó para el 12 de enero de 2023, donde se prevé la declaración de los investigadores.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más