Chile hizo ofertas que hubiera ahorrado millones a Bolivia

En julio de 2019, Chile presentó nuevamente un proyecto de “acuerdo” de una oferta a Bolivia considerando que las partes mantenían un litigio pendiente ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, denominado “Disputa sobre el Estatus y Uso de las aguas del Silala”, ya que ambos reconocían que el Silala es un curso de agua internacional. De firmar el acuerdo, el país se hubiera ahorrado millones de dólares.

“Considerando que ambas partes reconocen que el Silala es un curso de agua internacional compartido entre Bolivia y Chile, cuyas aguas, tanto subterráneas como superficiales, se rigen por el Derecho Internacional consuetudinario, y en particular por la regla de que ambos Estados ribereños tienen derecho a un uso equitativo y razonable de sus aguas y por la obligación de no causar daños sensibles a los otros ribereños”, señala el documento al que EL DIARIO tuvo acceso.

En 2016, Chile demandó a Bolivia ante la CIJ para que se declare al Silala como un rio internacional de curso sucesivo y de aguas compartidas. Dos años después, Bolivia presentó su contramemoria, donde planteó una contrademanda para que se reconozca la soberanía de Bolivia sobre esas aguas y el derecho a compensaciones por el usufructo de ese recurso.

“Apenas conocida la demanda chilena ante la CIJ, la comunidad internacional y un organismo especializado que sigue con interés los conflictos sobre aguas transfronterizas aproximaron sus buenos oficios a Bolivia y Chile para un arreglo. También en 2018 hubo una aproximación diplomática bilateral que abrió las posibilidades para negociar un acuerdo y concluir el proceso judicial”, reveló el expresidente y exagente de Bolivia ante la CIJ de La Haya, Eduardo Rodríguez Veltzé, en anteriores entrevistas.

Loreto Correa, profesora titular de Academia Nacional de Estudios Políticos y Estratégicos de Chile señaló, en la oportunidad, que hubo una propuesta que envió Chile en 2019, “pero que no fue respondida por la Cancillería boliviana”. La iniciativa reconocía la soberanía de Bolivia pero al mismo tiempo la naturaleza del bofedal que es la fuente de aguas compartidas de interés binacional.

EL FALLO

El 1 de diciembre, la CIJ difundió el fallo cuya conclusión es de cumplimiento obligatorio e inapelable para ambos países.

El resumen en relación a la demanda chilena refiere: a) El sistema del río Silala, junto a sus porciones subterráneas, es un curso de agua internacional, cuyo uso está gobernado por la ley internacional consuetudinaria. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (15 votos a favor -1 en contra).

b) Chile tiene derecho a un uso equitativo y razonable del uso de las aguas del sistema del río Silala, en acuerdo al derecho internacional consuetudinario. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (15-1).

c) Bajo el estándar de utilización equitativa y razonable, Chile tiene derecho a su actual uso de las aguas del río Silala. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (15-1).

d) Bolivia tiene una obligación de tomar todas las medidas apropiadas para prevenir y controlar la contaminación y otras formas de daño a Chile, como resultado de sus actividades en las vecindades del río Silala. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (14-2)

e) Bolivia tiene una obligación para cooperar y proveer a Chile de avisos a tiempo de medidas planeadas que puedan tener un efecto adverso en recursos de agua compartidos, de compartir datos e información y conducir una evaluación de impacto medioambiental apropiado para estimar los posibles efectos de tales medidas, obligaciones que Bolivia no ha cumplido. Corte rechaza este reclamo hecho por Chile (0-16)

DEMANDA BOLIVIANA

En relación a la demanda boliviana la CIJ falló así: a) Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales y mecanismos de drenaje en el Silala que están localizados en su territorio y tiene derecho para decidir cuándo o cómo mantenerlos. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (15-1).

b) Bolivia tiene soberanía sobre el flujo artificial del Silala creado, mejorado o producido en su territorio y Chile no tiene derecho a ese flujo artificial. Corte determina que ambas partes acordaron que así era (15-1).
c) Cualquier entrega de aguas artificiales del Silala desde Bolivia a Chile, y las condiciones o modalidades, incluyendo compensación a pagar por esa entrega, son sujetas a la celebración de un acuerdo con Bolivia. Corte rechaza este reclamo hecho por Bolivia (0-16).

El diputado y diplomático Gustavo Aliaga manifestó que pedirá la rendición de cuentas de los gastos efectuados en el proceso ya que esta información se encuentra en reserva.

Asimismo. una nota publicada por Página Siete, en fecha 4 de diciembre de 2022, refiere que los últimos tres años, la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (Diremar), que ya suma dos fallos adversos de la CIJ de La Haya, destinó a la Dirección de Defensa del Silala un total de 20 millones de bolivianos. El monto no contempla los honorarios del equipo internacional que representó al país. (EL DIARIO y Emol).

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más