Panificadores en emergencia

8

Quince asociaciones de panificadores de El Alto, se encuentran en estado de emergencia, debido a que el gerente de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), José Monje, habría decidido la suspender la dotación de harina en la urbe alteña, según Eulogio Chávez, ejecutivo del sector.

De acuerdo con el dirigente, la autoridad de esta entidad, Ramiro Monje, habría instruido a la sucursal de El Alto para que no se entregue la harina para los panificadores de las 15 asociaciones que pertenecen a esta entidad máxima de la organización de la urbe alteña.

«Lo que nosotros no vamos a permitir es que esta autoridad se entrometa en los asuntos de nuestra organización, en la ciudad de El Alto, donde los problemas internos debemos arreglarlos nosotros, por lo que de ninguna manera le compete actuar de esta forma, porque nosotros somos una organización social», manifestó el dirigente Chávez.

Producto de estas actitudes desatinadas, según el dirigente Chávez, la organización se encuentra en estado de emergencia, hasta el que la autoridad de Emapa a nivel nacional Ramiro Monje, se retracte de esa actitud que solo hace daño a todos los alteños con el riesgo de que en días más no pueda contar con este producto de la canasta familia como es el pan de batalla.

La orden de no recibir los depósitos económicos de los panaderos de la ciudad de El Alto, fue anunciada de la regional de esta urbe, donde la instrucción la habrían dado desde la nacional de Emapa y de esta forma no poder contar con esta materia prima para la elaboración del pan de batalla.

Producto de este problema que se ha generado con Emapa y los panificadores de la urbe alteña, los ejecutivos y las bases ha decidido realizar un ampliado de emergencia para hoy al mediodía en instalaciones de su organización con la finalidad de poder determinar el acuerdo al que se llegue como una medida de protesta.

«No vamos a permitir en asuntos internos de nuestra organización, además el gerente de Emapa tiene toda la obligación de dotar de este producto para las familias alteñas y esta actitud asumida es un atentado a la alimentación de más de un millón de habitantes que tiene nuestra ciudad», aseveró el dirigente de los panaderos de esta ciudad.

Uno de los primeros problemas que se está por generar con esta actitud del gerente nacional de Emapa, Ramiro Monje, según Eulogio Chávez, primero la posibilidad de adquirir esta materia prima de otros particulares, lo que daría lugar a un precio elevado en comparación de la que distribuye Emapa.

De la misma manera estos precios elevados tienden a que el pan de batalla suba de forma automática, debido al reajuste de las hojas de costo, lo que generaría un desajuste en la canasta familiar de todos los alteños, viendo la magra economía de los mismos.

«Lamentablemente de darse esta actitud finalmente en contra de la población alteña, podemos estar señalando que a partir de la próxima semana la inminente elevación del costo del pan de batalla, porque al adquirir la harina de otros particulares nuestras posibilidades de mantener el precio actual, estarían desechadas», explicó el ejecutivo de los panificadores de El Alto.

Otra de las medidas de protesta que anuncia el sector de los panificadores, es primero un paro de 24 horas y de continuar la actitud de las autoridades de Emapa, sería inminente el paro de 48 horas, estas medidas serán anunciadas hoy en el ampliado de emergencia a realizarse con la presencia de los ejecutivos de las 15 asociaciones y las mismas bases.

El Diario.