En 2 años, gastos de BOA subieron en Bs 161 millones para operar 25 naves

12

Entre 2017 y 2018, Boliviana de Aviación (BOA) incrementó su gasto operativo en 161,5 millones de bolivianos, para operar y mantener 25 aviones, según el informe de la Unidad de Auditoría Interna (UAI) de Obras Públicas, presentado el martes por el ahora ministro de la Presidencia, Yerko Núñez.

El informe detalla que en 2017, BOA contaba con 25 aeronaves con una antigüedad de 15 a 25 años, entre aviones operativos y naves usadas para repuesto.

Para 2018, la flota se redujo a 22, al haber devuelto tres aviones por la conclusión de sus contratos de alquiler o haberse convertido en naves para repuesto.

En 2017, los costos operativos de la línea aérea estatal llegaron a 1.694.021.759 bolivianos, cifra que representa el costo fijo de las aeronaves, los costos fijos de operación y los costos variables, como el mantenimiento de los aviones, combustible y el servicio a los pasajeros, entre otros.

Para 2018, los costos operativos de BOA subieron a 1.855.587.271 bolivianos, cifra que muestra un incremento de 161,5 millones de bolivianos.

El informe incluye los costos operativos por cada uno de los aviones de la aerolínea, cuya flota se puede dividir en tres grupos: la flota de mediano alcance, la de largo alcance y la flota destinada al servicio regional.

La de mediano alcance está compuesta por los Boeing 737-300, 737-700 NG y 737-800 NG, que sumaban 17 unidades en 2017, y 16 aviones el año pasado.

La flota de largo alcance incorpora a los Boeing 767-300 ER, 747-400 y Airbus A340-300 (estos dos últimos modelos operaron en 2017 por un periodo corto). BOA tenía seis de estos aviones en 2017 y cuatro en 2018.

Por último, la flota regional está compuesta por los aviones Bombardier CRJ-200, los cuales suman dos aeronaves, estables durante 2017 y el año pasado.

Durante 2017, los costos operativos de la flota de mediano alcance llegaron a 1.069 millones de bolivianos, mientras que en 2018 subieron a 1.105 millones. Esto quiere decir que en 2018, los costos operativos se incrementaron en 36,1 millones de bolivianos.

En el caso de la flota de largo alcance, durante 2017, los costos operativos alcanzaron los 558,5 millones de bolivianos, y en 2018 fueron de 684,5 millones, que dejaron una diferencia de algo más de 126 millones de bolivianos.

En el caso de la flota regional, en 2017 tuvo costos de 66,1 millones de bolivianos; en 2018, de 65,5 millones bolivianos, que registraron una baja de 644.159 bolivianos de 2017 al año pasado.

Las causas del incremento

El informe de auditoría de la UAI del Ministerio de Obras Públicas señala que los rubros más importantes en la estructura de gastos de BOA son mantenimiento y combustible, ambos, incluidos entre los costos variables (ver infografía).

Los datos del documento muestran que sólo el costo del mantenimiento subió 64 millones de bolivianos de 2017 a 2018.

Asimismo, señala que la rentabilidad de las operaciones presenta una tendencia a la baja, debido a que sus costos de operación tienen incrementos que están por encima de los ingresos.

El informe señala que en el mismo periodo en que se produjo el incremento de 161,5 millones de bolivianos de gastos operativos, los ingresos apenas superaron los 80 millones.

El martes, el ministro Núñez se refirió a este punto, al señalar que “por cada boliviano que ganaba BOA, se gastaban dos”.

Otra de las explicaciones que ensaya el informe se refiere a la antigüedad de la flota de naves, que está entre los 15 y 25 años.

“Este aspecto incide en los costos de operación, por cuanto se requiere mayor mantenimiento, como se pudo observar en la ejecución presupuestaria 2018, ya que el importe cancelado por la reparación de motores, reparación de componentes rotables y las reservas de mantenimiento de aviones fue de 243.345.899 bolivianos, aproximadamente, que representa 76% del costo de mantenimiento”, indica el documento.

El informe dice que, según los técnicos de BOA, la antigüedad de las naves afecta los costos.

Pagina Siete