Conamaq se unifica después de excluir a seguidores del MAS

1

Representantes de 30 sectores campesinos originarios firmaron ayer un acuerdo para unificarse en torno a un solo Consejo Nacional de Markas y Ayllus del Qullasuyu (Conamaq), para buscar el respeto de sus derechos ante el Gobierno. La determinación fue asumida con la exclusión de grupos afines a Evo Morales, que en 2013 dividieron esa organización.

Los representantes de los diferentes ayllus retomaron el control de su sede, ayer en la zona de Sopocachi, debido a la ausencia de los grupos afines al MAS.

“Con todo respeto y amor decir a toda Bolivia que hoy nos hemos reunido como hermanos que somos todos los Conamaqs existentes que había en Bolivia. Después de un razonamiento, análisis profundo, hemos llegado a la conclusión de que ahora somos sólo uno”, dijo el exmagistrado Gualberto Cusi, quien participó como mediador y asesor de esta reunión.

En 2013, los campesinos fueron desalojados de su sede, luego de que masistas organizaron tres directivas y, con apoyo del Gobierno, se apropiaron de las oficinas. Ayer, todas las facciones se reunieron, tomaron pacíficamente sus oficinas y debatieron para luego firmar un convenio de unidad y pactaron un cabildo para el 20 de diciembre en el coliseo Héroes de Octubre de la ciudad de El Alto.

Señalaron que será en esa fecha que elegirán a sus nuevas autoridades y definirán sus lineamientos culturales y demandas.

Representantes de uno de los ayllus aclaró que este acuerdo se consensuó sin la presencia de los afines al MAS. “No estaban, porque nosotros no los íbamos a dejar, porque fueron quienes nos dividieron”, dijo.

Indicó que ayer al momento de retomar su sede no había nadie en el lugar; sin embargo, más tarde empezaron a llegar algunas personas y ante el riesgo de que haya un conflicto llamaron a la Policía. Para evitar problemas, se convocó también a la presidenta de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos (APDH), Amparo Carvajal.

Ante los rumores de que Carvajal había sido tomada de rehén, el apumallku orgánico, Cristóbal Huanca, aclaró que ese rumor era totalmente falso, ya que ella sólo estuvo acompañando la reunión y por la tarde se fue.

El apumallku de la nación Jachasuyo Pacajes, Fidel Apaza, aclaró que ellos no quieren ser representados por una directiva que sea afín a algún partido político. “Nosotros como naciones y pueblos indígenas, originarios, campesinos, tenemos que tener ese derecho de tener una representación directa y no pertenecer a un partido político”, exclamó. Piden coordinar su trabajo con el Gobierno de transición.

Pagina Siete.