Pese a desbloqueos y ataques, vecinos cierran vías en 4 zonas

8

Con palos y piedras, choferes levantaron ayer varios bloqueos vecinales; además amedrentaron a los manifestantes que denuncian fraude electoral. Pese a la presión y a las amenazas de los transportistas sindicalizados afines al partido del Gobierno, los vecinos incrementaron los puntos de protesta en al menos cuatro zonas de la ciudad: Sur, Miraflores, Sopocachi y Centro.

En Irpavi –con chicotes, palos y piedras– los transportistas y afines al MAS cortaron las sogas de un punto de bloqueo y persiguieron a los vecinos que protestaban hasta las instalaciones de la línea Verde del teleférico.

Uno de los primeros conflictos se registró en Miraflores. Más de 50 transportistas del sindicado Primero de Mayo llegaron al punto de bloqueo en la avenida Brasil. Los choferes lograron formar una cadena humana y así rebasaron a los vecinos que habían cerrado la vía. De esa manera, permitieron –por unos minutos– el paso de los minibuses.
Jóvenes elaboran escudos para protegerse de agresiones.

Los vecinos no se quedaron con los brazos cruzados. Se organizaron y arremetieron contra los conductores logrando cerrar nuevamente el paso. Ambos bandos se lanzaron gritos e insultos. Los unos increpaban “¡trameadores!” y los otros exclamaban: “¡pagados!”.

En medio de las agresiones verbales, varios manifestantes trasladaron dos contenedores de basura hasta la línea de bloqueo. Entonces, los transportistas retrocedieron.

Después de sostener una breve reunión, los grupos afines al MAS levantaron banderas blancas y pasaron por el punto de protesta. Descendieron por la avenida Brasil hasta las inmediaciones del Hospital Obrero, donde nuevamente se enfrentaron con vecinos que habían instalado otro bloqueo.

Esta vez los choferes no intentaron levantar el bloqueo y pasaron con banderas blancas. Cansados, los transportistas pidieron “¡Fichas!” a sus dirigentes. Después de una breve reunión recibieron el comprobante de participación en esa movilización y se desconcentraron.
Policías lanzaron gases lacrimógenos a los manifestantes.
Fotos: Soyelgas / Página Siete

Otro enfrentamiento similar se registró en la calle 21 de Calacoto. En este sector, los vecinos llegaron con cascos de seguridad y escudos elaborados con partes de barriles o calaminas de metal para defenderse. Los conductores gritaban: “Vía libre, c…”.

Lo propio sucedió en la calle 16 de Obrajes, donde la confrontación llegó a los empujones entre manifestantes y los militantes del partido del Gobierno. La Policía intervino para evitar mayores conflictos.

Las principales vías de la zona Sur fueron cortadas. En la calle 29 de Achumani –que en días previos se convirtió en el punto de mayor tensión– se reportó ayer una “relativa calma”. Los movilizados impidieron el paso con maderas y calaminas, entre otros materiales.

En Sopocachi, los vecinos instalaron puntos de bloqueos en las avenidas 6 de Agosto, 20 de Octubre y Sánchez Lima. Incluso la avenida Ecuador, que la anterior semana estaba expedita, ayer se mantuvo cerrada por las protestas.

Esporádicamente, la avenida 16 de Julio, en el centro paceño, era cerrada por los manifestantes. Pero la Policía levantó esos bloqueos.
Vecinos protestan y bloquean en la zona Sur.

El dirigente de la Federación Departamental de Choferes 1 de Mayo, Rubén Sánchez, expresó la preocupación del sector ante las pérdidas económicas de sus afiliados. Afirmó que muchos de ellos serán afectados en el pago de sus deudas bancarias.

“El ampliado determinó que se pueda prever la reprogramación de créditos con las entidades financieras porque un 95% (de sus afiliados) tiene un crédito bancario. Ya son tres semanas de perjuicio y nos preguntamos ¿Cómo pagaremos las deudas? Tendremos un serio problema con los compañeros que tienen créditos”, declaró el dirigente.

Sánchez denunció que en algunos puntos de bloqueo “se insulta y se lastima la dignidad de los choferes”. Pidió a la Inspectoría Sindical volver a las calles.

Tras el fin de semana, los bloqueos fueron más contundentes en varias zonas. Una de las vecinas de Sopocachi dijo que ello se debe a la pausa que implicó la fiesta de Todos Santos.

“Teníamos otras actividades durante esos días y para muchos fue complicado asistir al punto de bloqueo”, dijo mientras protestaba en la avenida 20 de Octubre. “Ahora estamos listos para continuar y exigir el respeto a nuestro voto”, concluyó.

Pagina Siete.