“Proceso de cambio traicionó a democracia”

El candidato presidencial Carlos Mesa afirmó que el denominado “proceso de cambio” traicionó el “proyecto democrático primigenio” que surgió el 1982 y desdice la idea de construir una nación plural y diversa fundada en la inclusión e igualdad.

“El proyecto democrático primigenio fue traicionado en su esencia, en tanto ni el diálogo, ni la pluralidad de ideas, ni el respeto al disenso, ni la aceptación del otro como un interlocutor imprescindible para el tejido social, fueron aspectos centrales de la ejecución de ese horizonte ‘soñado’ tras la elección de Evo Morales”, escribió Mesa en su columna de opinión.

Antes de hacer una descripción de las tareas democráticas que su propuesta plantea ejecutar, recuerda que la democracia naciente en 1982 fue producto de una comprensión de la historia nacional que siempre estuvo marcada por la violencia.

Señala parte del escrito: “(La) violencia como método para generar o resolver las crisis, comprenderemos en su exacta dimensión el esfuerzo colectivo por construir y asumir voluntariamente el sistema democrático que fue fundado sobre la sangre de muchos bolivianos y que se inició realmente por primera vez en 1982”.

Recuerda que este proceso histórico transitó caminos turbulentos que implicaron acciones no necesariamente ortodoxas, pero que no traicionaron el espíritu de la ley o las leyes.

Mesa en su planteamiento afirma que “lo que ahora está en juego es la democracia misma, no como abstracción teórica de académicos, sino “como modelo de vida, aquel por el que apostamos todos”.

Bajo este cuadro histórico plantea ejecutar tareas que fortalecerán la democracia, actualmente amenazada por la postura del actual Poder Central por no respetar el referéndum del 21 de febrero de 2016, traducido en estos últimos años como demanda de cumplimiento del 21-F y otros aspectos como la crisis que atraviesa el sistema judicial.

“Se hace indispensable una transformación de la institucionalidad republicana, no para inventar una nueva, sino para hacer realidad de verdad su funcionamiento pleno, especialmente en el ámbito de una justicia carcomida desde sus cimientos”, señala como primera tarea planteada por Mesa.

La segunda tarea propuesta tiene que ver con “iniciar un proceso verdadero de autonomías departamentales y regionales que responda al mandato de la Constitución y no al desembozado centralismo del actual gobierno”.

“Es indispensable la reformulación del rol de los partidos políticos, tanto en su función de mediadores con el poder del Estado como en su propia estructura interna, que no responde a los requerimientos del momento que vivimos”, plantea Mesa en su blog.

Un cuarto tema planteado establece la necesidad de “evaluar en qué medida nuestra democracia refleja, o no, la experiencia histórico-política del pueblo boliviano, tomando en cuenta los aspectos del funcionamiento institucional y político de la sociedad plural que conforma la Nación”.

Mesa agregó que hay importantísimas tareas en el ámbito económico y social que se deberán desarrollar en un proyecto histórico de futuro, pero su prioridad será “retomar las banderas democráticas de 1982”.

Carlos Mesa hace mención de estas tareas, porque desde el 2006 se sembró en la población la esperanza de una mejor democracia, y mejor aín cuando el 2009 se aprobó un “proceso de cambio democrático y cultural”.

Entonces sucedió lo contrario “lo simbólico se comió a lo real; el discurso pudo más que el hecho concreto (…) y la conclusión más evidente es que el proyecto democrático primigenio fue traicionado en su esencia (…) ni diálogo, ni pluralidad de ideas, ni respeto al disenso, ni aceptación del otro como un interlocutor (…)”, señala Mesa.

Ante el planteamiento del ahora candidato presidencial, acompañado por el Frente Revolucionario de Izquierda (FRI), el diputado del Movimiento Al Socialismo (MAS), Víctor Borda, señaló que la democracia histórica a la que acude (Mesa) era representativa, el pueblo no deliberaba, gobernaba mediante sus representantes, el gobierno de Evo Morales fortaleció y amplio la democracia siendo comunitaria y representativa.

“La recuperación de la democracia en 1982 fue para que no retornen los Gobiernos de factos y el objetivo fue que el pueblo elija a los presidentes. Posteriormente, la distorsionaron con sus acuerdos que nunca velaron por la soberanía económica del país”, dijo Borda.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más