Se incrementan los precios de siete alimentos de la canasta familiar

El incremento de precios de al menos siete alimentos esenciales para los bolivianos mueve la pizarra de los costos minoristas y obliga a los consumidores a hacer números antes de comprar. Al encarecimiento del kilo de la carne de res se debe agregar la de cerdo, papa, cebolla, zanahoria, remolacha y queso.

En un recorrido por los diferentes centros de abastecimiento (mercado San Antonio, Km 6 La Guardia, Mutualista, Los Pozos, y Abasto antiguo) de Santa Cruz, se pudo registrar que la advertencia de los comercializadores de carne al detalle, afiliados a la Confederación Nacional de Trabajadores en Carne de Bolivia (Contracabol), de incrementar el precio del kilo de la carne de res se cumplió. Así, el corte de primera pasó de 34 a fluctuar entre Bs 35 a 38, mientras que la de segunda -que estaba entre Bs 29 y 30- subió hasta los Bs 32 y 33.

Al respecto, Jesús Huchani, presidente de Contracabol, explicó que este incremento, de hasta Bs 4, se va a ir dando gradualmente en todos los mercados del país, a no ser que el Gobierno elimine a los intermediarios y logre bajar el kilo gancho a Bs 20,5, cuando en la actualidad oscila entre los Bs 21 y 22.

Otro alimento con tendencia alcista es la carne de cerdo. Según datos de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), al 5 de septiembre. el kilo del alimento para el consumidor final estaba en Bs 17. Sin embargo, comercializadores de los mercados consultados indicaron que en los últimos días el kilo gancho subió de Bs 13 a 19.

Una situación que provocó la modificación de los costos. El kilo de la pierna de Bs 16 pasó a Bs 22, el kilo de costilla subió de Bs 23 a Bs 27, mientras que, el de chuleta se incrementó de Bs 22 a Bs 25.

Jorge Méndez, presidente de la Asociación Departamental de Porcicultores de Santa Cruz (Adepor), indicó que al alza de los precios es una realidad que no se puede negar, pero que eso se debe a un efecto directo del encarecimiento de los insumos que usa el sector.

Méndez detalló que ya en julio de este año el Gobierno y las aceiteras acordaron subir el costo de la soya a Bs 3.000 la tonelada, unos Bs 500 más. También remarcó que el precio del quintal de maíz subió de Bs 45 a 105 a lo que se debe sumar el aumento, en un 52%, de los insumos de importación como las vitaminas.

“Ante este contexto, no nos queda otra opción que trasladar estos incrementos de los costos de producción. Si no lo hacemos desaparecemos como sector”, justificó Méndez.

Otros alimentos

Desde hace unos días las tres libras de la papa harinosa están en Bs 11, cuando a principios del mes, según datos de la CAO, valía Bs 8. Las tres libras de cebolla se incrementaron de Bs 7 a Bs 10, mientras que las tres libras de zanahoria se venden entres Bs 6 y 7; antes estaban en Bs 5, al igual que las tres libras de remolacha, que ahora no bajan de Bs 7. El kilo de queso aumentó de Bs 24 a Bs 28 y 29.

Sobre el tema, Óscar Mario Justiniano, presidente de la CAO, sostuvo que este es un tema complicado ya que esto no sucede desde la cadena primaria, a tiempo de precisar que no existe incremento en los productores ni en los frigoríficos y que el alza es responsabilidad de los intermediarios.

“El precio del animal vivo es estable, el volumen de entregas es constante, no existe faltante y tampoco existen, por el momento, factores externos que puedan generar un incremento como bloqueos o inundaciones”, dijo Justiniano.

En cuanto al precio de la carne de cerdo, el representante del agro cruceño remarcó que el costo del alimento se mueve por oferta, demanda y stock de animales y que históricamente el precio del cerdo sube a fin de año por el incremento de la demanda.

En cuanto a cómo encarar esta tendencia alcista, Justiniano sostuvo que muchas de las cadenas de comercialización de materia prima de origen agropecuario se manejan por medio de la intermediación, esto afecta el normal desarrollo de las entregas y lleva a la especulación. En esta cadena, quien maneja un precio estable bajo es el productor, quien saca mayor rédito es el intermediario y quien se ve afectada es el ama de casa. Mientras esta matriz sea la base de los mercados de consumo es bastante difícil hacer predicciones o proyecciones, finalizó el empresario.

Omar Rivera, presidente de la Federación Departamental de Juntas Vecinales, lamentó que el precio de las carne de res se haya incrementado y sostuvo que mantendrá una reunión para determinar la medidas de presión que van desde una marcha hasta una huelga de hambre.
El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más