Ni Quipus vende en su tienda los celulares que ensambló

13

Los celulares Tinku y Heka, que la Empresa Estatal Quipus ensambló con la compra de 38.000 kits para una cantidad similar de dispositivos, no se venden ni siquiera en el local que la compañía estatal tiene en la avenida Camacho.

En un recorrido que hizo ayer este medio por la tienda que el Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural tiene instalado en el centro de La Paz, se pudo verificar que sólo se ofrecen las computadoras portátiles Kuaa, Kurmi y Kuarahy.

En el caso de los teléfonos móviles, tan sólo se encontró un pedestal para exhibir el modelo Tinku, de gama alta. El encargado de ventas confirmó que en esa tienda no tenían ningún celular, salvo el de su uso personal.

En 2017, la firma pública procedió a la contratación directa de la empresa Rxart, para la provisión de partes y piezas para sus dos dispositivos Tinku y Heka.

El contrato especificaba un monto de 40,8 millones de bolivianos, una suma que se redujo a 39,1 millones de la moneda nacional, debido a que el proveedor hizo la entrega con un faltante de 2.000 componentes.

En su edición de ayer, Página Siete informó que la compañía dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo tenía almacenados en sus depósitos más de 46.000 equipos, entre computadoras, celulares y tabletas.

A base del reporte entregado en 2017 (el más reciente) por Quipus a los asambleístas que solicitaron un detalle de su stock, se supo que conservaba 2.448 unidades de su celular Heka, y 24.451 dispositivos de su modelo de teléfono Tinku.

“Antes, Quipus tenía tiendas en la (calle) Eloy Salmón, en La Paz; tenía un local en Tarija y otro en Santa cruz. Ahora tiene un puesto en la tienda del Ministerio de Desarrollo Productivo, pero ni ahí vende los celulares que ensambló”, cuestionó el diputado Amilcar Barral, quien, junto con otros asambleístas, presentó ayer un requerimiento de interpelación a la ministra encargada del área, Nélida Sifuentes.

El pedido de los legisladores incluye 21 preguntas relacionadas con la situación financiera de la empresa pública, la cantidad de equipos almacenados en sus depósitos, los motivos de la destitución del gerente Freddy Murillo y su relación con la denuncia penal presentada por la presunta comisión de un millonario hecho de corrupción vinculado a la adquisición de partes y piezas, caso del que informó este medio el lunes pasado.

La licitación de Entel

Quipus justificó la contratación directa de Rxart con el argumento de presentarse a la licitación 052/2015 para la adquisición de móviles de Entel.

La telefónica del Estado aclaró que “esta empresa fue descalificada, por cuanto no cumplió con los términos de nuestra convocatoria (…), razón por la cual Entel notificó formalmente a Quipus que su propuesta no calificó en el proceso de evaluación…”.

Pagina Siete