FmBolivia
Radio FmBolivia

Algunas farmacias alteñas no exigen receta médica

6

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

La responsable de farmacias del Servicio Regional de Salud (Seres), dependiente de la Gobernación tiene supuestas órdenes expresas de no proporcionar información a la prensa sobre la cantidad exacta de farmacias ilegales asentadas en esta urbe, pese a ser una entidad pública, pero EL DIARIO accedió a informes de anteriores gestiones donde se indica que más del 50% de estos establecimientos, en la ciudad de El Alto, son ilegales, los cuales cometen varias ilegalidades, como la venta de tabletas sin receta médica, incluso a adolescentes.

Asimismo, la entidad de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), y la propia Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen en diferentes operativos policiales, encontraron la venta de “Flum…” en una cantidad de mil pastillas, las cuales son vendidas a jóvenes, sin receta médica, aspecto que ocasiona en esta población la dependencia hacia una “droga sintética”.

Si bien en el Seres, reconocen que existe una actividad ilegal de farmacias, al vender algunos fármacos sin receta médica a adolescentes, esta actividad es más atribuida a droguerías que están en condición ilegal quienes, sin lograr su trámite correspondiente ante el Sedes o Seres, logran mantener su actividad económica, sobre todo en horarios nocturnos.

La entidad del Seres en la Unidad de Farmacias no logra coordinar con la Felcn ni otra instancia policial para desarrollar los operativos de control e identificar en qué condiciones estas droguerías realizan la venta de medicamentos de forma ilegal, sin receta médica, como establece la norma. Una de las imposibilidades de desarrollar este trabajo se debe a la falta de personal, porque si hasta antes del 2016 se tenía más de cuatro funcionarios para el registro y los controles de farmacias, en la actualidad solo queda una funcionaria, la misma que responde más a impedir dar a conocer información pública antes que poder realizar algún control sobre todo en farmacias clandestinas.

“Se solicitará un informe a la Unidad de Medicamentos, Unimed, para establecer si este medicamento está prohibido o no, los componentes químicos que tiene, entre otros aspectos, además de establecer qué farmacias reciben este tipo de medicamento”, añadió un investigador en la Felcn.

Una vez que llegue el informe, se debe definir el trabajo de inspección y control a las farmacias correspondientes en esta urbe. Si bien la población debe conocer cuáles son las farmacias que incurren en esta ilegalidad, la entidad pública del Seres reconoce que ninguna persona y menos los actuales jóvenes, realizarán una denuncia de donde adquieren algunos fármacos, que ellos lo identifican como “pila o naranja mecánica”, los cuales son utilizados como droga sintética, en combinación con el consumo de bebidas alcohólicas, sin darse cuenta que pueden enfrentar secuelas en su salud, incluido un paro cardiaco.

En la actualidad se conoce que sólo 230 farmacias serían legalmente registradas en la unidad de Farmacias del Seres, mientras una cantidad similar o mayor desde la pasada gestión, estarían al momento en calidad de ilegal, “estas solo se aperturan en horario nocturno, estas son un poco difícil de controlar, más aún cuando mi persona no tiene otro personal para el control y en mi caso respondo a un ítem de medio tiempo”, explicó un funcionario del Seres quien solicitó reserva de identidad por temor a que en la Gobernación le sancionaran con el despido.

Irónicamente en esta ependencia sólo se encuentra contratado un funcionario (a) en la unidad, quien no cuenta con otro persona de base y al tener medio Item, solo puede realizar su trabajo hasta casi el mediodía, mientras en El Alto la cantidad de farmacias ilegales y la venta de fármacos legales o de contrabando, más la venta sin receta médica por parte de estas droguerías, es una actividad basada en el interés comercial y no así de precautelar la salud de la población, quien ha “institucionalizado” un riesgo en su salud, como es el caso de auto recetarse o consultar a los empleados de las farmacias, el medicamentos que pueden consumir en el caso de algunas enfermedades o dolencias, algo está prohibido en teoría, en la práctica Sedes prefiere mantener la unidad de farmacias, sin ningún apoyo de personal para dicha tarea de salud pública.

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas