Carlos Eduardo Del Castillo sobre la Policía: “Ingresamos a una nueva etapa de reformas y lucha contra la corrupción”

A través de su cuenta oficial en el Facebook, el ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del castillo, analizó la actualidad de la policía boliviana y afirmó que con el cambio del Comandante General la institución del orden inicia una nueva etapa enfocada en la “profundización de las reformas policiales y de la lucha contra la corrupción”.

La pasada semana, el presidente del Estado, Luis Arce, posesionó a Orlando Ponce como el comandante general de la Policía boliviana, en reemplazo de Jhonny Aguilera.

Para el Ministro de Gobierno, el cambio va relacionado a que se cerró con éxito una etapa de “reconciliación” de la policía con la población, tras los conflictos postelectorales del 2019.

“Nuestra Policía Bolivia inicia una nueva etapa a la cabeza del General, Orlando Ponce Málaga con las ideas claras y el mismo compromiso de siempre, y, sobre todo, con la certeza que estamos en el camino correcto y que vamos a corregir los errores que se cometieron. Considero que la etapa que yo la denominaría de reconciliación y de primeras reformas en la Policía Boliviana fue un éxito, hemos logrado que nuestros efectivos del orden vuelvan con su pueblo después de los lamentables hechos del año 2019, y al mismo tiempo, hemos iniciado las reformas estructurales en la Policía Boliviana con, por ejemplo, la Ley de Carrera de Generales y Ascensos promulgada el año pasado (sic)”, afirmó Del Castillo.

El Ministro, en esa línea, afirmó que ahora la Policía ingresa a una nueva etapa denominada de “profundización de las reformas policiales y de la lucha contra la corrupción”. “Esta etapa está a cargo de nuestro flamante comandante, el General Ponce, quien tiene como parte fundamental de su gestión la de acelerar las reformas en la Policía Boliviana en base al paquete de leyes que ya mencioné en repetidas ocasiones: la Ley de nuevo Régimen Disciplinario de la Policía Boliviana, la Ley de Plan de Carrera de la Policía Boliviana y la Ley de Evaluación y Desempeño al interior de la Policía, entre otras disposiciones legales”, afirmó.

“Asimismo, tenemos tareas urgentes como es luchar contra la corrupción en el interior de la institución Verde Olivo, rescatar la institución de los malos efectivos policiales que empañan el trabajo de casi 40 mil hombres y mujeres en nuestro país, y demostrar la hidalguía, el compromiso y la formación profesional y técnica de nuestros efectivos policiales en el cumplimiento de su labor combatiendo el crimen”, acotó la autoridad.

En esa línea, Del Castillo fue enfático en señalar que no por algunos efectivos policiales involucrados en actos ilícitos se manchará toda la institucionalidad de la Policía.

“Siempre reiteraré que no por unos cuantos efectivos policiales involucrados en ilícitos se puede manchar una institución que fue fundada en 1826 al calor del nacimiento de nuestra Patria y que estuvo en los momentos más difíciles que tuvimos las y los bolivianos”, aseveró.

“Concluyo citando las palabras de nuestro presidente, Luis Arce el día de la posesión del General Ponce como Comandante General de la Policía: “usted tiene la misión de encarar transformaciones estructurales en la institución policial, combatir el flagelo del narcotráfico y continuar con la reconstrucción de la confianza del pueblo boliviano” (sic)”, finalizó Del Castillo.

El cambio en el Alto Mando policial fue decidido en medio de la crisis que enfrenta la Policía por efecto del asesinato de tres policías, uno de ellos voluntario asignado al Gacip, que se produjo el pasado 21 de junio en el municipio de Porongo.
OxígenoBo

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más