FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

La Historia de Raúl Uria: Un caso de injusticia y abuso de poder

En medio de la noche, un grupo de policías encubiertos detiene a un líder cocalero, sembrando miedo y dudas sobre la justicia en Bolivia.


El relato de Raúl Uria, un dirigente cocalero, revela una serie de abusos y violaciones a los derechos humanos. Desde su detención arbitraria hasta la tortura psicológica, la historia de Uria pone en evidencia las prácticas represivas del actual gobierno.

El Operativo Nocturno

En la noche del 15 de septiembre de 2022, un viaje rutinario se convirtió en una pesadilla para Raúl Uria y su amigo Omar. Una vagoneta negra interceptó el bus que los llevaba de La Paz a Trinidad. De la vagoneta descendieron cinco hombres vestidos de civil, que rápidamente se identificaron como policías al exigir carnés de identidad. Raúl, reconociendo que era el objetivo, fue obligado a descender del bus junto a su amigo. Pese a pedir la orden fiscal de aprehensión, los policías respondieron con evasivas.

La Violencia en el Viaje de Retorno

Ya en la vagoneta, los policías encapucharon a Raúl y lo amenazaron con golpearlo si se quejaba. El viaje de regreso a La Paz fue una tortura. La capucha fue retirada recién en la tranca de Urujara, cerca de la ciudad. En la cárcel de San Pedro, bajo el sol abrasador, Raúl recuerda las vejaciones sufridas desde su detención.

Acusaciones Infundadas y Tortura Psicológica

Raúl fue acusado de tráfico de armas, una acusación absurda ya que en su mochila sólo llevaba ropa y sellos de su organización, La Juventud Yungueña. En la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), los tenientes Sánchez y Jiménez le mostraron por primera vez la orden de aprehensión, que contenía cargos falsos de tráfico ilícito y porte de armas. Pese a su protesta, fue silenciado y obligado a firmar documentos bajo coerción.

El Interrogatorio y la Manipulación

Durante un breve interrogatorio, se le presionó para delatar a sus compañeros de Adepcoca. Raúl, presidente de la Juventud Yungueña, no pudo creer que lo trataran como un criminal de alta peligrosidad. Fue mantenido en las celdas de la policía anticrimen por una semana antes de ser trasladado a la cárcel de San Pedro.

El Papel de la Fiscal y el Sistema de Justicia

La fiscal Martha López, inicialmente mostrando empatía y revelando la falta de pruebas, finalmente pidió su detención preventiva, calificándolo de peligro para la sociedad. Raúl ni siquiera pudo defenderse personalmente durante la audiencia, una clara violación a su derecho a un juicio justo. La acusación fue reforzada con pruebas fabricadas y testimonios forzados.

La Resistencia y la Lucha por la Justicia

A pesar de la oferta de un juicio abreviado para obtener su libertad, Raúl Uria se ha negado a autoinculparse. La tortura psicológica y la presión para aceptar cargos falsos son una clara estrategia para desmoralizar y silenciar a los opositores del régimen. La resistencia de Raúl, quien sigue luchando por su inocencia, es un testimonio de su fortaleza y determinación.

Un Sistema Judicial Corrupto

El juez Marco Antonio Amaru Flores, identificado como simpatizante del MAS, ha ignorado sistemáticamente las pruebas de la inocencia de Raúl. Sus decisiones, aparentemente motivadas por lealtad política, han prolongado la detención injusta de Uria, destacando la corrupción dentro del sistema judicial boliviano.

La Impunidad y el Abuso de Poder

El caso de Raúl Uria es un claro ejemplo de cómo la impunidad y el abuso de poder pueden devastar la vida de un individuo. La denuncia de la policía Soledad Limachi Huanca y las acusaciones sin fundamento sólo subrayan la desesperación del régimen por mantener el control y eliminar la disidencia.

Conclusión

La historia de Raúl Uria es un llamado urgente a la justicia y a los derechos humanos en Bolivia. Su resistencia frente a la injusticia es un faro de esperanza para todos aquellos que luchan contra la opresión y el abuso de poder. La comunidad internacional y los organismos de derechos humanos deben intervenir para asegurar que casos como el de Raúl no queden impunes y que la justicia prevalezca en Bolivia.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más