«Nunca pensé jugar por otro país»

Un desmentido total. El raquetbolista Conrrado Moscoso, ganador de la medalla de oro en los Juegos Panamericanos y raqueta número uno del país, afirmó ayer a Deportes El Diario que “nunca” decidió “irse” de Bolivia y representar a otro país en este deporte, tal como ya lo hicieron más de un atleta nacional. El chuquisaqueño añadió que interpretaron “mal” sus declaraciones en unas entrevistas para medios de comunicación en Cochabamba.

Moscoso es uno de los atletas de élite del raquetbol nacional. Consiguió numerosas distinciones internacionales, por lo que edificó un gran prestigio en el deporte nacional.

Sin embargo, el poco apoyo hacia este tipo de atletas cayó fuerte, principalmente en el raquetbol, donde varios atletas decidieron en marcharse a otros países, donde recibieron mejores condiciones. Moscoso fue tentado por otros países desde hace varios años, pero su decisión siempre estuvo de quedarse en Bolivia. No obstante, la noticia de que los atletas del raquetbol no recibirán más apoyo del gobierno por el proyecto Tunkas, cayó muy mal al chuquisaqueño, quien en entrevistas en Cochabamba habría manifestado que piensa en retirarse para jugar por otro país. Deportes El Diario se comunicó con Moscoso, quien refutó tales versiones. “Escribieron mal lo que yo dije en una entrevista en Cochabamba. Un medio publicó otro tipo de noticia y tergiversaron la información de que Estados Unidos se estaba fijando en mí y que me iba a jugar para este país”, afirmó en tono taxativo.

“Las ofertas las tengo, pero nunca decidí en irme para jugar por otro país. Seguiré representando a Bolivia”, sostuvo Moscoso y añadió que “todavía cuento con el apoyo de mis auspiciadores, pero de igual manera necesitamos el apoyo de nuestras autoridades (Ministerio de Deportes y Comité Olímpico Boliviano) hacia los deportistas”.

El atleta chuquisaqueño sostiene que todo el “esfuerzo valdrá la pena”, siempre y cuando las autoridades apoyaran a los deportistas desde las categorías menores hasta el nivel élite. “Que el apoyo sea continuo, en los últimos años el raquetbol le dio alegrías al país”, cerró.

Moscoso se encontraba preparándose para disputar el certamen Panamericano que iba a desarrollarse en Santa Cruz, además del circuito profesional IRT y el torneo mundial; estos últimos fueron postergados para el cuarto trimestre del año.

“Me perjudicó mucho la pandemia, porque tenía muchos torneos que disputar, al menos en el Tour Profesional son muchos, además que teníamos los pasajes comprados para ir a competir. También quedamos afectados en nuestra actividad física, de lo habitual que teníamos cuando jugábamos los torneos en el año”, añadió Conrrado.

Moscoso contó que en la cuarentena trató de mantenerse activo. El Crossfit (sistema de entrenamiento de fuerza y acondicionamiento basado en ejercicios funcionales constantemente variados realizados a una alta intensidad) fue la principal actividad que realizó el raquetbolista, tanto de mañana como noche, añadiendo sesiones de gimnasio en su hogar.

El chuquisaqueño espera retornar a las actividades pronto. Todavía la Federación Boliviana de Raquetbol (Febora) espera la autorización del Gobierno; no obstante, esta disciplina elaboró su plan de bioseguridad, donde contempla entrenamientos individuales en su primera fase.

El Diario

Los comentarios están cerrados.