Intermediario asegura que nadie pidió comisión

19

IME Consulting, la distribuidora autorizada de los respiradores marca Respira, de la empresa GPA Innova, negó que haya habido sobreprecio y que existan funcionarios de la empresa o del Gobierno boliviano que hubieran pedido algún tipo de comisión por la compra-venta.

En un documento interno, que será la base de la declaración jurada que presentarán representantes de IME ante instancias judiciales españolas, la empresa reveló que el precio final de cada uno de los respiradores “fue de 26.000 dólares más un 8% incluido por el Gobierno boliviano, pues debían retener esa cantidad como garantía de cumplimiento del contrato”.

El Gobierno indicó que pagó 27.683 dólares por cada unidad.

IME detalló que el precio de fábrica de los equipos, “con todo y los accesorios necesarios para su adecuado funcionamiento, fue de 14.790 euros (15.973 dólares) y no los 6.500 euros (7.020 dólares) que se informaron”.

“A ese costo debe añadirse gastos de despacho y aduana, impuestos en España, gastos legales y otros, que afectan a cada respirador en su valor a 3.403 euros (3.675 dólares), lo que representa un valor aproximado por respirador de 18.500 dólares sin contar con los gastos de transporte y el margen de la empresa, que fue de alrededor de 5.500 dólares”, añadió.

La empresa reconoció que un señor de apellido Humérez pidió “un aporte que fue rechazado con firmeza”.

Pagina Siete

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More