Población molesta con marchas y movilizaciones

3

Por segundo día consecutivo, la ciudad sede de Gobierno fue el escenario de movilizaciones de protesta que paralizaron las actividades cotidianas de la población, provocando el congestionamiento de vías. La ciudadanía expresó su molestia por el perjuicio que representa en sus actividades estas movilizaciones. El lunes fueron los cocaleros y choferes y ayer los vecinos de El Alto que marcharon perjudicando a toda la población.

La ciudadanía expresó su molestia por el perjuicio que representa en sus actividades estas movilizaciones. El lunes fueron los cocaleros y choferes y ayer los vecinos de El Alto y los cocaleros que marcharon perjudicando a toda la población.

Mientras las juntas vecinales de El Alto provocaron problemas en todas las avenidas céntricas, los cocaleros de Adepcoca causaron el caos vehicular desde Villa Fátima, Miraflores y el centro paceño.

“Es el colmo, todos los días marchan, esto perjudica no se puede hacer nada”, protestó un ciudadano que apresurado intentaba eludir los autos y a los manifestantes.

En el centro paceño, algunos agentes de parada de Tránsito intentaban poner orden al caos mientras los choferes del transporte público se enfrascaban en discusiones por intentar eludir las marchas por calles alternas.

Algunas agencias de las entidades bancarias se vieron obligadas a cerrar sus oficinas al igual que las tiendas comerciales ante el temor de la agresividad de los marchistas.

En Villa Fátima, los cocalores de Adepcoca lanzaron con huevos a los micros, minibuses y otros motorizados, además de agredir a quienes los reprochaba por perjudicar sus actividades cotidianas.

La molestia en los choferes también era evidente se escuchaban estruendosos bocinazos, y las quejas que manifestaban su malestar por las constantes protestas que generan pérdidas económicas en su cotidianidad.

“Ya no podemos trabajar, cada día es lo mismo gastamos gasolina, perdemos pasajeros, perdemos tiempo ya o se puede trabajar libremente en esta ciudad realmente estamos cansados”, manifestó.

Cerca al mediodía se veían correr padres de familia junto a sus niños porque el tráfico vehicular en el centro de la ciudad de La Paz estaba totalmente colapsado, por el corte de vías por nuevas obras para la sede de Gobierno complicaba aún más el tránsito de los vehículos que debían encontrar rutas alternativas.

Anteriormente a causa de la denuncia interpuesta a Sergio Pampa por presuntamente afines al Movimiento al Socialismo (MAS), la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca) decidió el resguardo de los dirigentes para evitar que sean encarcelados al igual que su máximo líder, Franclin Gutiérrez.

“Vamos a ver lo que vamos a hacer, los dirigentes vamos a estar en resguardo. No va a ser fácil esta vez. Franclin ha sido muy consciente, se entregó conscientemente, dijo: ‘voy a ir a los estrados judiciales y haré que me comprueben (la denuncia)’, pero es difícil que se defienda. Los abogados ya están movilizándose, porque cada vez nos están dando órdenes de aprehensión sin fundamento”, dijo Pampa.

El pasado sábado se registró un enfrentamiento entre dos grupos de cocaleros en la localidad de Machacamarca, municipio de Coripata provincia Nor Yungas de La Paz. En este, Pampa sufrió agresiones que le ocasionaron un trauma facial y contusión en la región del tórax, por lo que se le dio seis días de impedimento, según el informe del Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

El Diario.