FmBolivia
Radio FmBolivia

Suman 5 policías vinculados con autos robados; Cabezas va preso

55

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

El juez tercero Anticorrupción de Santa Cruz, Roberto Parada, determinó ayer la detención preventiva del excomandante de la Policía fronteriza de Uyuni (Potosí) Raúl Cabezas por el caso de los autos robados en Chile para ser comercializados en Bolivia. Es el primero de al menos cinco policías sindicados, entre ellos el exdirector regional de Diprove Rolando Téllez, un teniente, un sargento y un expolicía, además de un supuesto soldado.

“Es la presión pues, se ha demostrado que no hay nada, yo no lo tenía, no era mío el vehículo”, señaló Cabezas a la conclusión de su audiencia de medidas cautelares, en la que se dispuso que cumpla con la detención preventiva por el lapso de 180 días en el penal de Palmasola.

Cabezas fue involucrado en el caso, luego de que un vehículo robado en Chile fuera hallado en la vivienda de un familiar suyo en Santa Cruz. Por ese hecho, la Fiscalía imputó al exjefe policial por los delitos de enriquecimiento ilícito, favorecimiento del enriquecimiento ilícito, uso indebido de influencia y receptación proveniente de delitos de corrupción.

El caso fue develado por la ONG Grupo Búsqueda de Vehículos (GBV) de Chile, encabezado por Hugo Bustos, quien, en marzo, se presentó junto a periodistas de Meganoticias de su país en la plaza de Yapacaní, Santa Cruz, para constatar que allí se vendían los motorizados robados en Chile, Argentina y Brasil, uno de los vendedores lo amenazó con llamar a un coronel, presunto protector de la actividad ilegal, y entre los hombres de civil que estaban allí se trataban de “mi sargento”. Bustos reveló que jefes policiales bolivianos estaban involucrados en la venta de autos robados.

La Policía y la Fiscalía iniciaron las investigaciones del caso. El comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, informó que uno de los hombres que tuvo contacto con personal de la ONG en Yapacaní es Ariel García Lafuente, un expolicía que fue dado de baja en 2006 y sobre quien pesa una orden de aprehensión.

“Este sujeto había sido dado de baja el 2006, hace 15 años que no es miembro de las fuerzas policiales, pero este sujeto debe tener algún modus vivendi, nos dirá el momento que lo logremos aprehender (…) Éste es el individuo que efectúa esa llamada telefónica con el señor de la ONG (Bustos) y con los periodistas (chilenos)”, explicó Aguilera.

Acotó que el personal de la ONG también tomó contacto con un supuesto sargento de la Policía que estaba vendiendo una camioneta robada de color rojo en Yapacaní, pero “no se trata de un miembro de la Policía Boliviana. El señor Freddy Huallpa Cahuana supongo que le decía sargento porque seguramente ha prestado su servicio militar”.

El jefe policial informó que también pesa una orden de aprehensión contra el supuesto soldado, se hizo allanamientos a sus propiedades y no fue ubicado, pero se encontró un vehículo Rav4, que también es ilegal.

Además, mencionó que detrás de la venta de autos robados está también una organización criminal que se dedica al clonado de documentos de vehículos, ya que se descubrió que otro de los motorizados vinculados a este caso tenía la misma placa de otros tres que estaban en otras regiones del país.

Según información brindada a Página Siete por un efectivo de Diprove Santa Cruz, otros dos uniformados, un teniente y un sargento, fueron convocados a declarar en calidad de sindicados por este mismo caso; ambos se encontraban de servicio en Diprove el día que personal de la ONG se constituyó en Yapacaní para hacer conocer las irregularidades y presuntamente no dieron atención a la denuncia.

A Cabezas, el teniente, el sargento y el expolicía, se suma el exsubdirector de Diprove Santa Cruz Rolando Téllez, quien fue destituido de su cargo y procesado en la vía disciplinaria en la Dirección Departamental de Investigación Interna (Didipi), según el director nacional de Diprove, coronel Héctor Pereira.

Téllez también fue citado a declarar en calidad de sindicado por el caso que se sigue en la vía penal por el tema de los autos robados, según la fuente a la que tuvo acceso este medio.

Cambio de Aguilera

MAS Luego que se destapó un nuevo escándalo que involucra a la Policía en el caso del tráfico de vehículos robados, el jefe de bancada del MAS en la Cámara de Diputados, Gualberto Arispe, planteó el cambio del comandante de la Policía, general Jhonny Aguilera, a quien culpó por una mala administración de la entidad verde olivo. “Yo personalmente me atrevería incluso a solicitar el cambio del comandante Aguilera, porque él directamente es el comandante y quién tiene que tener el control de las diferentes instancias y, por supuesto, no estamos viendo esa responsabilidad, las investigaciones no nos han dado resultados”, dijo Arispe.

Fuente: Pagina Siete

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas