FmBolivia
Uniendo a más bolivianos en todo el planeta.

Bolivia, tercer país que más devasta sus bosques tropicales en el mundo

Informe revela un aumento del 27% en la destrucción de selvas, alcanzando niveles récord por tercer año consecutivo

5 de abril de 2024 (FmBolivia).- Bolivia se posiciona como el tercer país que más daño causa a sus bosques tropicales, según el análisis anual de Global Forest Watch del World Research Institute (WRI) en colaboración con la Universidad de Maryland. El informe revela un aumento del 27% en la destrucción de selvas, alcanzando un total de 490 mil hectáreas el año pasado, lo que representa su máximo histórico por tercer año consecutivo.

Brasil lidera la lista con 1,14 millones de hectáreas deforestadas, su nivel más bajo desde 2015, seguido por la República Democrática del Congo con 530.000 hectáreas, manteniendo su tasa prácticamente estable.

A pesar de que la deforestación de los bosques tropicales primarios a nivel mundial disminuyó un 7,3% el año pasado, gracias a los esfuerzos de Brasil y Colombia, países como Bolivia, Laos y Nicaragua experimentaron un fuerte aumento en esta devastación.

En Bolivia, el 51% de la pérdida de bosques está relacionada con incendios forestales, principalmente causados por campesinos que realizan quemas para la agricultura, las cuales a menudo se salen de control. Esta situación preocupa, ya que el gobierno continúa promoviendo negocios de agroindustria, fomentando la expansión agrícola y subsidiando actividades agroindustriales.

A nivel global, los esfuerzos gubernamentales son clave para reducir la deforestación. En Brasil, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva se comprometió a reducir a cero la deforestación de la Amazonía para 2030, lo que permitió una disminución significativa en la contribución del país a la destrucción de los bosques a nivel mundial. En Colombia, la política ambiental del presidente Gustavo Petro también ha generado resultados positivos, llevando al país a descender en la lista de los mayores deforestadores.

Sin embargo, Bolivia enfrenta críticas por su discurso contradictorio en materia ambiental, donde las acciones del gobierno contradicen sus declaraciones de protección de la Madre Tierra. A pesar de los esfuerzos globales, la alta tasa de deforestación amenaza con socavar el objetivo de la COP26 de reducir a cero la destrucción de los bosques tropicales para 2030, lo que subraya la urgencia de tomar medidas más enérgicas para proteger estos ecosistemas vitales.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más