FmBolivia
Radio FmBolivia

Masistas no censuraron a ningún ministro de Evo Morales

28

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Durante 14 años del régimen del Movimiento Al Socialismo (MAS), la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), con mayoría masista, no censuró a ningún ministro del expresidente Evo Morales, pese a que había indicios de corrupción, al contrario, les dieron voto de confianza e incluso les aplaudieron, pues en ese tiempo, los asambleístas del MAS no asumieron su rol de fiscalización, afirmaron ayer analistas.

Carlos Romero, exministro de Gobierno, fue uno de los interpelados por la ALP por distintos casos: muerte del exviceministro Rodolfo Illanes, administración irregular de bienes incautados en Dircabi, emboscada a la Umopar en el Chapare, represiones a UPEA y Adepcoca, situación de las cárceles del país, caso Terrorismo, entre otros, y en todas recibió el respaldo de los dos tercios del MAS.

Sin embargo, ahora Romero fue procesado y encarcelado porque estaría vinculado en hechos de corrupción en Dircabi, además, en su contra pesan denuncias que lo vinculan en irregularidades en los casos terrorismo, Adepcoca y Eurochronos.

Otro de los interpelados fue el exministro de Economía, Luis Arce, ahora candidato a la presidencia por el MAS, quien fue convocado por el tema del modelo económico, el Fondo Indígena, compra de alfombras, en todas recibió el voto de confianza e incluso fue aplaudido por los parlamentarios masistas.

En la actualidad, la Fiscalía amplió las investigaciones contra Arce por el caso del desfalco millonario al ex Fondo Indígena, debido a que siendo miembro del directorio de la institución indígena habría autorizado de manera irregular el desembolso de recursos para la ejecución de proyectos.

El caso de la exministra de Desarrollo Rural y Tierras, Nemesia Achacollo fue uno de los más sonados, debido a que ella fue interpelada en dos ocasiones por irregularidades en el INRA y por el desfalco millonario en el Fondo Indígena y en ambos casos recibió el respaldo de los dos tercios del MAS.

Luego, Achacollo renunció al cargo, fue procesada y encarcelada por el caso ex Fondo Indígena.

Otros casos relevantes son el del exministro de Defensa, Reymi Ferreira, quien fue interpelado por el caso barcazas chinas, también recibió respaldo y a la fecha las barcazas y empujadores no llegaron al país.

A ellos se suman exminsitros como Marianela Paco, David Choquehuanca, Nardi Suxo, Rubén Saavedra, Juan Ramón Quintana, entre otros, todos recibieron el respaldo del MAS.

Tras todos esos antecedentes, ahora la presidenta de la ALP, Eva Copa, advirtió que serán censurados y deberán ser destituidos los ministros de Gobierno y Defensa, Arturo Murillo y Luis Fernando López, sino se presentan a la interpelación impulsada por el MAS.

Para la analista y exdiputada de Unidad Demócrata (UD), Jimena Costa, la actitud de los parlamentarios masistas solo muestra la desesperación de querer tener una agenda mediática con el único afán de que el MAS, desgastado en el ámbito político, tenga incidencia en territorio nacional; sin embargo, ya no cuenta con legitimidad y respaldo popular.

“Lo único que van a provocar es poner en evidencia que durante 14 años o al menos desde el año 2009 y en particular desde el 2014, al menos 10 años se han estornudado en las normas y en las funciones del parlamento, y con las barbaridades que hacían sus ministros, los aplaudían y los felicitaban, en lugar de que haya siquiera una llamada de atención como función de fiscalización”, apuntó.

Cuestionó la actitud de los asambleístas del MAS, porque antes los ministros no asistían a las interpelaciones “no se presentaban nunca, ¿y qué? Nunca se ha hecho sesión en ausencia, les ha valido (a los del MAS)”.

El politólogo Franklin Pareja coincidió con la apreciación de Costa, y calificó de “cínico y sinvergüenza” el pedido de los parlamentarios que durante varios años se hicieron a la vista gorda y ahora pretenden asumir su rol de fiscalizadores.

“El problema es que quienes están haciendo esto, tienen pues la sinvergüenzura y el cinismo de pedir algo que no han exigido durante más una década, es un cuestionamiento moral y ético hacia los legisladores que nunca hicieron nada, nunca ha prosperado una petición informe, nunca se ha censurado a un ministro, inclusive habiendo habido claras evidencias de malversación, tráfico de influencias, nunca ha habido eso”, manifestó.

Ambos analistas descalificaron la poca ética de los parlamentarios del MAS; sin embargo, sugirieron que se debería asistir a las interpelaciones para no caer en las mismas acciones del anterior Gobierno. (ABI)

El Diario.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas