Cambian a jefe del Ejército por supuestos contactos con Evo Morales

31

La presidenta Jeanine Añez posesionó ayer al general Rubén Salvatierra Fuentes como nuevo comandante general accidental del Ejército, en reemplazo de Iván Patricio Inchausti Rioja. Al interior de las Fuerzas Armadas (FFAA) se maneja la versión de que el cambio repentino se debió a que Inchausti mantenía contacto con el expresidente Evo Morales.

Añez ratificó a otras cuatro autoridades dentro del Alto Mando Militar: Sergio Carlos Orellana Centellas, como comandante en jefe de las FFAA, y a Pablo Arturo Guerra Camacho, como jefe del Estado Mayor General del Comando en Jefe de la institución castrense.

Asimismo, el general Ciro Orlando Álvarez Guzmán continúa como comandante accidental de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y Moisés Orlando Mejía Heredia se mantiene al mando de la Armada Boliviana.

Tras el acto de posesión realizado en Palacio Quemado, Añez sostuvo que el cambio realizado dentro del Alto Mando de las FFAA respeta la jerarquía de las promociones de la institución castrense. El ministro de Defensa, Fernando López, señaló que el cambio de comandante en el Ejército era “por un tema estratégico” y se negó a dar mayor explicaciones sobre las supuestas llamadas telefónicas entre el exjefe militar y Morales. “No me consta”, explicó.

“Es un cambio institucional que se da en observancia de la Ley Orgánica de las Fuerzas Armadas y es algo muy natural en estos casos”, respondió López, ante la insistencia de los periodistas sobre las denuncias de la supuesta relación de integrantes de esta institución con el expresidente Evo Morales.

Sin embargo, manifestó que se indaga, de forma general, el contacto entre Morales y militares bolivianos. “Tenemos toda una compañía de Inteligencia que obviamente está trabajando en ello, pero eso es todo (…), no apuntan a nada, simplemente a tener unas Fuerzas Armadas totalmente leales a la democracia y eso es todo”, informó.

En su discurso, la presidenta Añez convocó a los militares a cumplir la misión constitucional de actuar con “lealtad, justicia, equidad y, sobre todas las cosas, preservar la integridad, unidad y soberanía nacional”, concluyó la primera mandataria.

El expresidente Morales, refugiado en Argentina, dijo el 21 de febrero que mantiene contactó con “militares patriotas” y que lo seguiría haciendo. La declaración la dio luego de que el Órgano Electoral lo inhabilitó como candidato a senador.

Pagina Siete.