Experto: el debate electoral es un derecho de la ciudadanía y enriquece las elecciones

27

El experto en debates electorales, Manuel Campo Vidal, aseguró que la discusión pre electoral entre candidatos es fundamental, dado que se trata de un derecho de la ciudadanía que permite conocer a los postulantes y enriquece las justas electorales.

«Yo creo, y lo he dicho siempre lo he dicho, el debate electoral es un derecho de la ciudadanía, porque cualquier electoral en Bolivia, Argentina o Francia, tiene derecho a ver cómo se comporta un candidato en una situación de crisis», manifestó el martes por la noche en una entrevista en el programa Que No Me Pierda de Red Uno.

El especialista español explicó que a través del debate se conoce al candidato en una situación complicada, además de que este expone sus propuestas de gobierno y demuestra su capacidad de respuesta ante una discusión.

«Si no se maneja bien uno en una crisis dialéctica ¿Cómo se manejará en una crisis dentro del despacho presidencial?», agregó.

En esa línea, Campo Vidal aseguró que los debates deben tomarse como una oportunidad y beneficio para los candidatos, ya que deben prepararse, conocer cifras, la realidad y los antecedentes de la historia para no improvisar respuestas.

«Un candidato debe prepararse muy bien, debe confiar en sí mismo y en su equipo. Su equipo debe tener confianza en él. También debe tener confianza en el moderador e incluso en el realizador porque los planos que le tomen pueden ser complicados», agregó.

Durante la gestión del gobierno del MAS, el exmandatario Evo Morales se negó a participar en los distintos debates electorales a los que fue invitado, incluso desafiado, bajo el argumento de que «el único debate lo hacía con el pueblo».

Ante ello y tras la asunción de Jeanine Añez a la presidencia, el Gobierno presentó a principios de año un proyecto de ley al Legislativo para modificar la actual Ley 026 Régimen Electoral para obligar a los candidatos a la presidencia y vicepresidencia a acudir a los debates electorales.

Para Campo Vidal, esto no es una novedad, ya que por 15 años el debate quedó rezagado España. Contó que el primer debate que moderó fue en 1996 entre los expresidentes Felipe González y José María Aznar. Fue el primero y el último debido a que recién el 2008 fueron retomados los debates electorales en su país.

Asimismo, explicó que los candidatos que están seguros de ganar las elecciones, porque están primeros en las encuestas, siempre tienen la tendencia de rechazar los debates, cuestión que no le favorece a la población porque «pierde una posibilidad muy valiosa de conocer al candidato, conocer sus circunstancias y, si se puede decir, las elecciones son menos ricas en contenidos».

«El candidato calcula el coste ¿Cuánto puntos de ventaja le puede costar el no ir al debate? ¿Un 1% o 2%? Pues prefiere que se lo cobren y no va para correr riesgos (…) En general en un debate se busca la generación de confianza, que la gente diga, creo en esa persona. Y va a resolver los problemas del país. Sin eso es una elección pobre», dijo.

/AGL/