Democracia sólida garantiza equilibrio institucional del país

13

La presidenta Jeanine Añez clausuró ayer el Foro Empresarial que organizó la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (Cainco) en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, evento en el que realzó la importancia de una democracia sólida para garantizar el necesario equilibrio institucional en el país.

En ese evento, la mandataria de Estado dijo que los bolivianos “no podríamos hablar de inversiones ni crecimiento económico sino estuviéramos seguros que vivimos en democracia y libertad”.

“Permítanme antes de proseguir la descripción de nuestra visión económica, hacer una pausa para rescatar la importancia de vivir en una democracia sólida con instituciones fuertes, buscando y conservando los pesos y contrapesos nos garantizan el necesario equilibrio institucional”, dijo.

Jeanine Añez, quien hasta la fecha garantizó la estabilidad social y política del país tras la convulsión de octubre y noviembre de 2019, aseguró que “Bolivia tiene más futuro que pasado”.

Indicó que la democracia es el único sistema político que protege la libertad en el país, factor que su gobierno recuperó y protegió después de 14 años de “autoritarismo” de Evo Morales.

“La democracia es el único sistema político que protege la libertad. La libertad de expresión, de disentimiento, de participación y la libertad de elegir”, refrendó.

En la ocasión, la primera mandataria presentó varias proyecciones para garantizar la economía del país sobre la base de la democracia para beneficiar al conjunto de la población boliviana.

Entre esas citó la implementación de una política productiva de su gobierno que rescata el diálogo entre el sector público, privado y los trabajadores.

Además, dijo que desde su despacho se busca “promover el desarrollo productivo respetando la naturaleza; con creciente valor agregado, fortaleciendo y articulando unidades productivas; para alcanzar mayores niveles de bienestar sin descuidar la eficiencia y la equidad”.

“Esperamos que Bolivia se convierta en un país cuya industria sea competitiva, integradora y sostenible”, manifestó y aseguró que Bolivia sería más redistributiva si alcanza el desarrollo productivo integrador y equilibrado y si consolida la institucionalidad.

“Aumentar la productividad no solo es adquirir tecnología. Significa capacitación constante, institucionalidad estable y transparente y, mucha, mucha inversión, pública y privada”, agregó.

Asimismo, dijo que su Gobierno busca adoptar medidas necesarias para incrementar el empleo digno y sustentable.

“El factor clave es el capital humano. Por tanto, se debe apuntar a alentar las competencias y habilidades de los empleados, como también la protección de la fuente de trabajo. Alentamos una alianza de mutuo beneficio en la que ganan todos: los inversionistas y los trabajadores”, indicó.

Dijo que para ese objetivo también es importante “promover un profundo salto tecnológico que signifique el aumento de la productividad total a todo nivel, es decir, buscamos pasar de la industria 4.0 a la economía 4.0. Una industria altamente tecnificada y productiva a la que le acompañen instituciones, infraestructura y actores con las mismas características”.

La jefa de Estado dijo que es imprescindible fortalecer instituciones para el desarrollo, lo cual incluye adoptar algunas medidas, por ejemplo, una ley de inversiones que promueva no sólo el inicio, sino la operación de las empresas, así como también la atracción de inversión extranjera directa.

Además, de mejorar sustancialmente el sistema impositivo, para que se convierta en una institución creíble y al mismo tiempo facilitadora de los emprendimientos.

“Apoyamos y valoramos la inversión privada y el emprendedurismo. Necesitamos al inversor extranjero, no por una simple coyuntura sino de manera estructural. Buscamos que el emprendedor nacional alcance sus metas en el momento de invertir en Bolivia. Valoramos y protegemos a aquellos que, tomando grandes riesgos, optaron por invertir en nuestra Patria”, dijo. (ABI)

El Diario.