Llantos y risas en inicio de clases

Los estudiantes de primero de primaria estuvieron alegres de conocer nuevos amigos, con los que compartirán toda la gestión escolar.

Muchos niños del nivel inicial que llegaron por primera vez a las unidades educativas, las que les albergarán durante varios años, se encontraron con nuevos rostros, tomando en cuenta que la madre o el padre fueron las únicas personas conocidas hasta el primer día de clases.

La mañana de este lunes 4 de febrero, día en que se inició las labores escolares del calendario de la presente gestión, se caracterizó por los llantos y risas de los niños que por primera vez asistieron a su colegio, muchos de ellos en el nivel inicial, quienes junto a sus progenitores, no pudieron ocultar el nerviosismo en algunos casos y en otros alegría, por conocer un nuevo mundo a su alrededor, nuevos amigos y a sus maestros.

Mientras que la preocupación de los padres también se notó al ver a sus pequeños hijos, quienes a pesar del compromiso de sí mismos de no hacerse notar la tristeza porque sus pequeños se quedarán por primera vez en su colegio, no pudieron ocultar su nerviosismo y tristeza, pero también con la ilusión de que es una nueva etapa de vida que están iniciando sus pequeños.

Este primer día de clases, de los niños del nivel inicial, se caracterizó por varias actitudes mostradas por los nuevos estudiantes, que antes de llegar hasta su nueva casa de estudios, no se separaban de la mamá o del papá y era el niño mimado por ser el último o el primero de la familia.

De esta forma se pudo advertir dos tipos de señales como es “sobreprotección materna” y “me quiero ir a mi casa», actitudes características del primer día de clases, incluso en muchos niños durante toda la primera semana al llegar a su colegio y antes de que terminen las clases, porque no quieren desprenderse de sus progenitores.

Sin embargo, en muchos de los niños también se ha visto un primer día de clases, una actitud contraria a lo anterior, porque varios padres de familia, ya habría previsto este problema un año antes, donde poco a poco sus niños ya asistían a un nivel parvulario, en algún centro infantil, por lo que este primer día de clases para ellos ya no fue un problema, sino de las ganas de seguir conociendo otros amigos.

«A este tipo de actitudes de los niños de estas edades nosotros ya estamos acostumbrados, a pesar de que algunos niños dan un poco de pena, pero tienen que aprender a sumirla, pero todo con la ayuda de sus padres, que si no fueron preparados en un parvulario, deberían haberles ayudado desde la casa, pero ya se acostumbrarán», indicó la profesores Gaby Paredes, maestra de la unidad educativa Tarapacá.

En la oportunidad de la inauguración de las labores escolares de la presente gestión, el director de esta unidad educativa, Jacinto Mendoza, que se encuentran en la zona de Villa Dolores, hizo conocer su preocupación, debido a que a pesar de los trabajos que fueron efectuados por el municipio en el tema de mejoramiento de infraestructura, todavía existen muchas necesidades que deberán ser tomadas en cuenta durante la presente gestión.

«Nosotros tenemos un Plan Operativo Anual (POA), por parte del municipio, pero también por nuestra parte dentro de nuestras competencias, también hemos programado el POA institucional en coordinación con el Concejo Educativo o la Junta Escolar, profesores y estudiantes, para brindarle a nuestro colegio todo lo que necesitamos para poder tener una estadía de los estudiantes de la mejor forma posible”, aseveró la autoridad educativa.

El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más