Presidenta Jeanine Áñez reemplazó a Jerjes Justiniano por Yerko Núñez Negrete

8

Después de las denuncias y acusaciones contra Jerjes Justiniano por presión e injerencia en casos delicados del Ministerio Público y exigencias de despido a personal del Ministerio de Comunicación; la presidente Jeanine Añez alejó a Justiniano del Ministerio de la Presidencia y lo reemplazó por Yerko Núñez Negrete, quien hasta ayer ejercía como titular de Obras Públicas. Esta cartera ahora será ocupada por Iván Arias.

La Jefa de Estado también posesionó a Oscar Bruno Mercado como ministro de Trabajo.

El cambio fue sorpresivo. “Lo que queremos es mostrar eficiencia y transparencia porque así lo demanda el pueblo boliviano”, dijo la presidente Áñez en su discurso después de posesionar a sus nuevos colaboradores cercanos.

Horas previas al cambio de gabinete se desarrolló una intensa campaña de protesta a raíz de las denuncias públicas contra el ahora exministro, Jerjes Mercado, y una presunta injerencia en el “caso manada” que se trata de un delito de violación múltiple contra una joven de 18 años.

Según reporte de El Día de Santa Cruz, ayer una de las fiscales del caso, Nancy Carrasco, no asistió a una audiencia de cesación a la detención preventiva de Junior Rosales uno de los acusados del “caso manada” porque dicha fiscal presuntamente recibió “amenazas de muerte” de la abogada Iris Justiniano y acciones de “injerencia del doctor Jerjes Justiniano Atalá” en su fuente laboral.

La pasada semana, Carrasco presentó una acción de libertad contra Justiniano por injerencia en el caso.

En tanto, el viceministro de Políticas Comunicacionales, Danilo Romano, quien se alejó del cargo denunció “coacción” por parte de esa autoridad.

“Veo necesario aclarar que como Viceministro de Políticas Comunicacionales me negué a viabilizar ‘Consultorias Internacionacionales Comunicacionales’, así como el inhumano despido masivo de mi personal. Coaccionado con bajezas el ministro de a Presidencia Jerjes Justiniano solicitó mi renuncia”, escribió Romano en su cuenta de Twitter.

En su carta asegura también que Justiniano pidió su renuncia argumentando un problema de vínculos consanguíneos e insinúa también un despido masivo que se habría negado a cumplir. “No me prestaré para que se haga uso y abuso de recursos del Estado para apoyar una tendencia política, mis principios y valores están primero, y aunque me busquen las caries que tuve, sepan que lucharemos ante cualquier tirano sea del color político que sea”, señaló Romano.

En respuesta, Justiniano aseguró que las acusaciones en su contra sobre una supuesta manipulación de la justicia y coacción no tienen ni una sola evidencia, y reafirmó que su trabajo en el Ejecutivo es por su “lealtad” con la presidenta Jeanine Áñez y con el país.

“Dicen que existe una manipulación de la justicia de parte de mi persona. Sin embargo, no existe una sola evidencia de ello. Me he dedicado tan solo a trabajar por mi país, creo que algo hicimos, como para ahora recibir solo ingratitudes”, escribió en su cuenta en Twitter.

NÚÑEZ

La presidente Áñez en su discurso no se refirió al exministro Justiniano, pero sí destacó la presencia de Yerko Núñez en el Ministerio de la Presidencia.

“He decidido designar a Yerko Núñez como nuevo Ministro de la Presidencia que es una persona con amplia experiencia en la administración del Estado. En estos pocos y turbulentos días ha demostrado capacidad para manejar el Ministerio de Obras Públicas”, afirmó.

Asimismo, Áñez agradeció la decisión de Iván Arias y Oscar Bruno Mercado para asumir los ministerios de Obras Públicas y Trabajo. Dijo que confía en su capacidad y experiencia.

Por su parte, Núñez dijo que desde esa cartera de Estado encarará dos tareas: “la primera, el trabajo eficiente con los órganos del Estado y la segunda la lucha frontal contra la corrupción”.

“Estamos viviendo días históricos en Bolivia que exigen el máximo compromiso”, afirmó.

En tanto, el ministro Arias dijo que está en el Gobierno de transición porque es parte de la “revolución de las pititas” y que su gestión se caracterizará por dos acciones: investigación y gestión.

“Investigación de todos los actos que pudieron haber sido anómalos y actos de corrupción y, gestión: la gente no come denuncias, la gente necesita buenos servicios y ésa va a ser la principal tarea (.) tenemos un gran desafío. Ahora ya estoy al otro lado, ya no solo critico, sino que tengo que hacer gestión”, dijo Arias.

En tanto, Oscar Bruno Mercado, titular de Trabajo, recordó que días atrás asumió como Viceministro de trabajo y ayer, la presidente Añez lo nombró como titular der cartera con la misión de dar certidumbre a todos los trabajadores del país y también a los empresarios.

“Este Ministerio no va a responder más a criterios de orden ideológico, político partidario, vamos a aplicar en todos los ámbitos la norma y vamos a tratar de regularizar los trámites de este ministerio”, aseguró el funcionario.

El Diario.