Marcha convocada por Evo Morales es una acción desesperada por lavar su imagen

Luego de los anuncios de los representantes cívicos de los nueve departamentos de realizar un paro nacional y movilizaciones en contra de nuevas normas que atentan contra derechos ciudadanos y en rechazo al autoritarismo del Gobierno, el expresidente Evo Morales anunció una contramarcha de respaldo al presidente Luis Arce y en desagravio a la wiphala, anuncio que fue calificado por la oposición, como una acción desesperada por parte del expresidente, con el única finalidad de lavar su desgastada imagen.


El expresidente Morales manifestó que por el pedido de las bases y ante la “provocación” y articulación de los sectores que piden la renuncia del presidente Arce, se determinó convocar a una movilización para el 12 de octubre. “Seguramente habrá una reunión de carácter nacional para organizarnos y hacer esta gran marcha”, dijo.


Al respecto, el diputado José Manuel Ormachea (CC), sostuvo que estos anuncios solo son medidas políticas que se promueven desde el MAS para intentar reparar la desgastada imagen de Evo Morales a nivel nacional y proyectarlo rumbo a los comicios de 2025.
“Con acciones como esta, Morales lo único que hace es tratar de lavar su imagen y llegar al 2025 como una opción política, cosa que por el momento es muy difícil, debido a que es un personaje bastante impopular y poco aceptado por la población, según los resultados de las últimas encuestas”, manifestó el legislador.


Indicó que después de los hechos de 2019 y la persecución política en contra de legisladores de la oposición y ciudadanos, que defendieron la democracia, tras el fraude electoral de 2019, Morales en la actualidad es uno de los políticos más resistidos por la población e incluso al interior de su propio partido.


“Lo único que quiere es lavar su imagen, con una contramarcha al sector cívico, una acción que no tiene nada que ver con alguna reivindicación, como se señala”, manifestó Ormachea.
El expresidente Morales aseguró que la marcha anunciada en las últimas horas por su persona es en respaldo al Gobierno y en desagravio a la wiphala, la movilización responde al pedido de las bases cocaleras del Chapare, que piden una respuesta a los anuncios de movilizaciones del sector cívico nacional, grupo al que acusó de ser funcional a la derecha.


“Los cívicos son el grupo operativo de la derecha, generalmente son voces en la mayoría de las ciudades, pero confunden el civismo con hacer política. Usan el comité cívico para la reivindicación de la derecha, para ser proimperialista y procapitalista”, expresó Morales.
Por su parte, el activista y vocero del Comité Nacional en Defensa de la Democracia (Conade), Manuel Morales, cuestionó las palabras del expresidente, por tratarse de acusaciones que no le corresponden, pues hace tiempo que dejó de ser un representante de los sectores oprimidos y de la izquierda como tal.


“El no representa más al sector indígena ni a la izquierda, porque todo lo que hace Evo morales y el Gobierno no se encuadra en lo que representa esta tendencia política, por el contrario defiende los intereses de una nueva burguesía, la del Chapare”, manifestó.


Puntualizó que Morales, al momento, se ha convertido en un próspero empresario, con una fortuna que sobrepasa el millón de bolivianos y además goza de una renta vitalicia. “Él es el menos indicado para venir a hablar de derecha e izquierda”, dijo.


En su opinión, las últimas convocatorias a la movilización, por parte del MAS y sus sectores solo son la continuación de la política de confrontación a la cual está acostumbrado el partido gobernante y sus máximos representantes.

El Diario

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más