Luego de sus revelaciones que indican corrupción, Evo delata que Del Castillo y el presidente de la ABC le pidieron reuniones privadas

El expresidente y líder del MAS, Evo Morales, reveló que luego del destape del caso de corrupción de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, y el presidente de esa institución, Henry Nina, le pidieron reuniones privadas y desconoce qué asunto quieren tratar. Sin embargo, aclaró que no gestará encuentros reservados.

“Esta semana me hace llegar un mensaje Henry Nina (para decirme) que quiere una reunión conmigo, reservada, mediante un funcionario del Ministerio de Obras Públicas”, afirmó Morales en su programa dominical de radio Kawsachun Coca.

Morales aseguró que el ministro Del Castillo también le hizo llegar un mensaje para una cita privada. «No sé para qué. No entiendo”, añadió.

Aunque ayer manifestó en Lauca Ñ: “Unos se sacan la mugre haciendo campaña por el instrumento político; algunos felices robando plata o extorsionando al narcotráfico. Eso tarde o temprano va a estallar”, manifestó Morales.

Los ataques contra el Gobierno y el jefe de Estado, Luis Arce, no cesaron desde que se descubrió los supuestos sobornos para adjudicar una carretera en Chuquisaca.

Ayer Morales dijo que Arce estaba advertido del hecho de corrupción desde el año pasado. Durante el acto en Lauca Ñ también habló, sin especificar el origen, de la ejecución de “un plan negro” en su contra y otros dirigentes cocaleros. Agregó que este asunto también lo conoce el presidente.

“Hay un plan negro para destrozar a Evo Morales, también para Andrónico (Rodríguez), el compañero (Leonardo) Loza y Gualberto (Arispe)”, reveló el exmandatario.

Al respecto, el Ministerio de la Presidencia emitió un comunicado donde se niega el “plan negro” contra los cocaleros del Chapare e instan a trabajar en unidad.

“En una reunión anterior el expresidente Morales ya hizo referencia a este supuesto plan, y le informamos que se hizo todas las investigaciones necesarias y tenemos la certeza de que no hay este plan negro. Nuestro Gobierno, el expresidente, sus exministros y las organizaciones sociales, somos una misma familia», aclaró el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, en entrevista en el canal estatal.

Aunque había un pacto de tregua entre las tres facciones del partido oficialista, los roces entre el Gobierno y el líder del MAS se reactivaron desde la pérdida de su celular en un acto donde se encontraba el ministro Del Castillo.

Le siguió la queja pública de Evo, quien pidió ya no le corten la transmisión de sus discursos en Bolivia TV y que derivó en una investigación al gerente de ese canal por discriminación. Pese a que el jefe de Estado le pidió dejar las susceptibilidades y que hay «intereses» que buscan dividirlos.

Según los opositores, estos enfrentamiento se deben a una campaña electoral adelantada y la pelea por definir al nuevo candidato del MAS para los comicios de 2025. Asimismo, consideran que se trata de una pelea por espacios en los ministerios, ya que Morales tendría pocos representantes debido a que Arce se resistió a hacer cambios en su gabinete.

Fuente: El Deber

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más