Expertos: Incendio afectó patrimonio chiquitano de por lo menos seis sitios

23

El valle arqueológico de Tucavaca, Ñembi Guasú, el Dorado, los grandes lagos tectónicos, Chochis y las Misiones Jesuitas son algunas de las regiones del patrimonio cultural e histórico y áreas protegidas que fueron afectados por el incendio en la Chiquitania que comenzó hace un mes, según expertos de Probioma y de la Gobernación de Santa Cruz que rechazaron las declaraciones de la ministra de Cultura, Wilma Alanoca, quien aseguró que el fuego no afectó ningún sitio patrimonial.

El arqueólogo y secretario de cultura del Gobierno Autónomo Departamental de Santa Cruz, Danilo Drakic, lamentó que la funcionaria del Gobierno central haya señalado que no hay afectación al patrimonio cultural y turístico. Aseveró que existen alrededor de 200 sitios de arte rupestre que están distribuidos en diferentes sectores del área calcinada.

“Lamentablemente el Gobierno no está poniendo atención al valor de nuestro patrimonio, nos estamos quejando de varias irregularidades que se registraron en Santa Cruz. El Estado no dice nada y para el colmo la ministra (de Cultura, Wilma Alanoca) dice que no hubo afectación al patrimonio cultural en esta región”, señaló Drakic.

En una anterior intervención, Alanoca dijo que el incendio forestal en la Chiquitania no afectó ningún sitio patrimonial, ni turístico y tampoco había alcanzado parques ni reservas nacionales.

PATRIMONIO

El director de Productividad Biosfera Medio Ambiente (Probioma), Miguel Ángel Crespo, afirmó que el valle arqueológico de Tucavaca alberga sitios donde existe arte rupestre desde hace 18 mil años. Esas evidencias son los primeros vestigios de los primeros seres humanos que habitaron esa región.

“Incluso se han encontrado vestigios de los caminos ancestrales que formaron los habitantes de ese entonces, existía pintura rupestre que aún no ha sido registrado en su totalidad. A partir del estudio de estos lienzos hemos estado trabajando para saber cómo era la migración de personas y animales de esta zona”, puntualizó el experto.

El año 2000, mediante O.M. Nº 013/2000, el municipio de Roboré creó la reserva natural de Tucavaca, después de una resolución de la prefectura se declaró reserva departamental. En el 2009 O.M. Nº 32/2009 es declarada Área Protegida Municipal y finalmente ratificada mediante Ley Municipal 001/2011 como “Reserva Municipal de Vida Silvestre Valle de Tucavaca.”

Todos estos vestigios culturales se conectan con el Parque Nacional y Área Natural de Manejo Integrado “Otuquis”, donde se encontraban diferentes sitios de arte rupestre y grabados en piedra, en este sector existen alrededor de 200 sitios de este tipo de arte.

Según información del Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) esa área se creó el 31 de julio de 1997, mediante Decreto Supremo 24762. El objetivo era la conservación de los bosques secos tropicales, preservar las características geomorfológicas, la diversidad biológica y cultural.

Crespo resaltó que la localidad de Chochís fue declarada Patrimonio Cultural y Natural Municipal y Departamental, se encontraron al menos 10 sitios culturales y atractivos turísticos, arqueológicos, ecológicos y religiosos. En este sector se puede encontrar la Torre de Piedra, Cascada Toma de Agua, Santuario Mariano, Motacusito, el Bosque de Piedra y el Portón.

EVALUACIÓN

Por otra parte, Drakic anunció que tras el cese de fuego en ese sector, la secretaria de cultura de la Gobernación de Santa Cruz, ingresará al lugar para realizar una evaluación e identificar los daños que se causaron a los sitios de arte rupestre y cultural.

Adelantó que muchos de estos atractivos turísticos no serán recuperados, cuestionó la poca importancia por parte del Ministerio de Cultura, preguntó a la titular de esa cratera de estado, si hizo un recorrido por esa región para emitir ese criterio.

Por último, Crespo manifestó que la restauración del bosque chiquitano debe ser puesto en marcha por especialista y no implementar un plan de reforestación que solo agudizaría la devastación ambiental de ese sector.

AFECTADOS

Según la Cámara Nacional de Turismo de Bolivia (Canotur), las agencias de viajes y turismo de Santa Cruz se vieron afectados por el incendio en la Chiquitanía, ya que muchas de estas empresas promocionaron los atractivos turísticos en regiones que fueron devastadas por el fuego.

A través de un comunicado, la entidad señaló que desde hace cuatro semanas la región de la Chiquitanía registra “incendios incontrolables” que afectaron a los municipios de Roboré, San José, San Ignacio, Concepción, San Rafael y San Matías.