FmBolivia
Radio FmBolivia

CC denunció que Gobierno distribuye tierras forestales

2

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

En medio de la situación de emergencia por los incendios que aún no son controlados en su totalidad en la Chiquitania, el Gobierno central no suspendió la distribución de tierras de uso forestal para actividades agrícolas, afirmó el candidato a la vicepresidencia por Comunidad Ciudadana (CC), Gustavo Pedraza, quien nuevamente pidió al presidente Evo Morales que declare desastre nacional por los incendios que después de un mes aún no pueden ser controlados.

“La matriz de este desastre es la distribución de las tierras forestales, a partir de 2010, el Gobierno ha distribuido tierras de uso forestal clasificadas así por el Plan de Uso de Suelos. Las tierras de uso agrícola tienen que ser distribuidas, tienen que ser aprovechadas porque esa es su vocación, pero no se puede distribuir tierras de uso forestal porque no se puede cultivar ahí”, afirmó Pedraza.

El candidato quien, en el gobierno de Carlos Mesa, fue ministro de Desarrollo Sostenible (2004) explicó que en las tierras de uso forestal de la Chiquitania, la actividad agrícola no es recomendable por el tipo de suelo, por el clima y porque no llueve. “Entonces, el Gobierno para qué va a distribuir tierras de uso forestal si no va a existir actividad agrícola”.

Negó que cuando fue funcionario público en el gobierno de Carlos Mesa se hubiera quemado miles de hectáreas y que no existió la atención oportuna.

“Yo firmé resoluciones ministeriales entregando tierras, en el marco de la ley, a los municipios como Áreas Forestales de Reserva Municipal (AFRM) para que estas tierras puedan ser aprovechadas sosteniblemente por las asociaciones sociales del lugar como los municipios de la gran Chioquitanía. Eso fue lo que hice. El MAS lo que hizo fue entregar esas tierras a la AFRM y esas son las tierras que están ardiendo ahora”, sostuvo.

Manifestó que el Gobierno usa el tema con un objetivo político electoral, sin embargo, señaló que las fotos satelitales pueden dar fe de toda la información acerca del tema. “El Gobierno no admite culpa, por eso va a denunciar todo”, afirmó.

Aseguró que está claro que cuando se aprobó la Ley 741, la deforestación estaba en 269 mil ha anuales, pero que al año siguiente de la vigencia de dicha norma la deforestación pasó a 408 mil ha ¿cuál fue el impacto de esa ley?, prácticamente la duplicación en la deforestación”.

Por otra parte, sostuvo que las órdenes de desmontes de la ABT eran menos de 100.000 ha casi 95.000 ha, después de la ley, las ordenes de desmonte se duplicaron llegando casi a 250.000 ha.

En relación a la situación en la Chiquitanía, Pedraza insistió que el presidente Evo Morales debe declarar “desastre nacional”, para combatir con más fortaleza el fuego que continúa azotando esa región.

En ese marco, pidió una vez más al Gobierno central que declare emergencia nacional por el incendio en la Chiquitania y otras regiones del país.

“Ratificamos el pedido al Presidente del Estado para que declare situación de desastre nacional en Bolivia y poder combatir con mayor fortaleza y ayuda internacional más organizada y sofocar los impactos del desastre que vive la gran Chiquitania hace un mes. Lastimosamente el Presidente no ha escuchado a la gente, ha sido indolente, ha sido soberbio y no admite que Bolivia necesita ayuda internacional”, afirmó Pedraza.

PRESIDENTE

El presidente Evo Morales informó ayer que los focos de calor registrados en el norte del municipio San Ignacio de Velasco “están casi controlados” y recomendó a la población de esa región, situada en la Chiquitania boliviana, evitar y controlar la reactivación de las llamas.

“En el norte de San Ignacio de Velasco (el fuego) casi ya está controlado, evidentemente hace un momento el comandante me informó que está en Santa Teresita y el Supertanker estará combatiendo esta zona”, dijo a los periodistas en el municipio de Roboré.

Asimismo, rodeado de reporteros, fotógrafos y camarógrafos participó en la instalación de bebederos de agua y puntos de alimentos para los animales silvestres que sobrevivieron a los incendios.

“Con asesoramiento de biólogos, ambientalistas, personalidades que se preocupan bastante y tienen mucha experiencia, nos han recomendado instalar los bebederos correspondientes”, dijo el Jefe de Estado.

Los bebederos, que cuentan con una capacidad de 300 litros cada uno, están distribuidos en un radio de ocho kilómetros en cercanías de las carreteras.

En esos lugares, el personal de las Fuerzas Armadas también colocó alimento (sorgo, papaya y otras frutas) para la subsistencia de los animales silvestres, que –según reportes– se concentran en áreas donde el fuego no pudo llegar.

Obtenga actualizaciones en tiempo real directamente en su dispositivo, suscríbase ahora.

Comentarios
Cargando...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee mas