Profesores del Norte Potosí reunieron aportes y entregaron insumos médicos a centros de salud

31

Los profesores del norte de Potosí consiguieron ajustar cinturones, hacer “vaca”, convenios con la Universidad Católica y entregaron respiradores a los hospitales San Luis en el municipio de Sacaca, dependiente del Ministerio de Salud y al hospital COVID de la Caja de Salud, regional Uncía en el municipio de Llallagua.

Los maestros de Sacaca aportaron 46 mil 250 bolivianos, sumados a los aportes de los profesores jubilados y de la población civil sumaron 47 mil 880 bolivianos. Acordaron con la Universidad Católica la compra de los respiradores para pacientes con terapia intermedia, cada uno a 6 mil bolivianos, entregaron también equipos para esterilizar los instrumentos de cirugía, equipos de desinfección y otros insumos. Todo fue entregado al hospital San Luis de Sacaca. Juan Carlos Camargo, coordinador de la red de salud del extremo norte Potosí agradeció ese gesto solidario de los docentes. En el extremo norte de Potosí unas 17 personas se enfermaron de COVID 19.

Otro tanto ocurrió con los profesores urbanos de la provincia Bustillo, quienes aportaron 58 mil bolivianos para la compra de respiradores, nebulizadores, dexametasona y barbijos destinados a enfrentar al coronavirus. Todo fue entregado por su representante Roxana Saavedra al hospital COVID que la Caja de Salud Uncía tiene en el municipio de Llallagua. 644 personas se contagiaron de coronavirus en la provincia Bustillo del departamento de Potosí.

Los profesores manifestaron que al menos 3 de sus afiliados fallecieron infectados con el virus y muchos se encuentran enfermos. Los pacientes cuya salud se agrava deben viajar 7 horas hasta la ciudad de La Paz, 7 horas hasta la ciudad de Cochabamba, 4 horas hasta la ciudad de Potosí y unas 2 horas hasta la ciudad de Oruro, pero se encuentran con la realidad de que los hospitales a donde son transferidos están colapsados y su situación es trágica.

Según la Constitución Política del Estado Boliviano, gobierno central, gobierno departamental y gobierno municipal deben garantizar la salud de calidad para la población y más en situaciones de emergencia sanitaria.

Por Radio Pío XII – Norte Potosí/Erbol