Empresa boliviana distribuirá el Avifavir, fármaco ruso anticovid

12

La empresa boliviana Sigma Corp SRL distribuirá el fármaco ruso Avifavir para el tratamiento del coronavirus en Bolivia y en otros países de la región como Argentina, Honduras, Paraguay, El Salvador, Uruguay y Ecuador. Algunos expertos sostienen que no hay pruebas científicas concluyentes sobre su efectividad para combatir la Covid-19.

El acuerdo fue cerrado entre la compañía rusa Chromis —establecida por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RFPI) y el grupo ChemRar— y la boliviana Sigma Corp SRL, señala a agencia Sputnik. “El acuerdo prevé el envío de 150 mil paq uetes de Avifavir. Además, la compañía socia en Bolivia recibirá la tecnología para producir Avifavir”, dice un comunicado conjunto de RFPI y ChemRa.

La firma del acuerdo exclusivo se realizó el 29 de julio durante una videoconferencia con la participación de los jefes de las compañías de Rusia y Bolivia. “La cooperación con Sigma Corp SRL permitirá abastecer a los centros médicos de una serie de los Estados latinoamericanos con uno de los fármacos más eficaces en el mundo contra el coronavirus”, afirmó el director general del RFPI, Kiril Dmítriev.

Página Siete se comunicó con Sigma para conocer precio del medicamento y otros detalles, pero en la empresa indicaron ue en los siguientes días emitirán información oficial.

“Nuestra compañía tiene más de 43 años de experiencia en la producción de fármacos y más de 60 años en las importaciones de productos farmacéuticos y de salud”, señaló Gary Enrique Gonzales Wilstermann, director del departamento farmacéutico de Sigma. Subrayó que para su firma “es un gran honor trabajar con RFPI y ChemRar, que elaboraron uno de los primeros medicamentos contra Covid-19 en el mundo”.

A su vez, Andréi Blinov, director general de Chromis, al aplaudir el acuerdo con Sigma Corp SRL destacó que queda por delante un importante trabajo conjunto para suministrar la tecnología de producción de Avifavir. El objetivo es “garantizar el alto nivel de calidad, seguridad y eficacia del medicamento”, dijo.

¿Qué es el Avifavir?

Se trata de un antiviral desarrollado a partir del favipiravir, un medicamento japonés usado contra la influenza. Aunque algunos expertos sostienen que no hay pruebas concluyentes sobre su efectividad para combatir la Covid-19, el Avifavir fue aprobado por el Ministerio de Salud de Rusia el 29 de mayo “como el primer fármaco para el tratamiento de la Covid-19”, señala BBCMundo.

El neumólogo Martín Mallo en contacto con el programa Asuntos Centrales opinó que al Avifavir aún le falta algo de peso científico para evaluar si es efectivo contra el coronavirus. El fármaco no ha sido autorizado en Argentina, en Estados Unidos tampoco por la autoridad regulatoria la FDA y sólo fue aprobado en Rusia, sostuvo.

En Asuntos Centrales también se leyó parte de las indicaciones del fármaco. Por ejemplo, que se debe tomar 30 minutos antes de las comidas y que se recomienda sólo para personas con peso inferior a 75 kilos.

Entre las contraindicaciones del Avifavir está que no debe ser suministrado a embarazadas ni personas con insuficiencia hepática o con enfermedad renal, entre otras.

Avanza la vacuna rusa

Rusia aseguró que pronto tendrá la capacidad de producir cada mes centenares de miles de dosis de la vacuna del nuevo coronavirus y que elevará su producción a “varios millones” desde principios del año que viene.

“Según las primeras estimaciones (…) podremos proporcionar a partir de este año varios centenares de miles de dosis de la vacuna cada mes y luego varios millones desde principios del año que viene”, declaró el ministro ruso de Comercio, Denis Maturov, a la agencia estatal TASS.

Maturov explicó que tres empresas biomédicas empezarán a partir de septiembre la producción industrial de la vacuna desarrollada por el laboratorio de investigación en epidemiología y microbiología Nikolái Gamaleia, según la agencia EFE.

Rusia, como otros países, trabaja desde hace meses en varios proyectos de vacunas . Por ahora prioriza el del laboratorio Gamaleia, cuyos detalles no fueron publicados, lo que impide certificar su eficacia. El centro estatal de investigación Vektor, en Siberia, trabaja en otra vacuna, cuyas primeras dosis deberían estar listas a partir de octubre.

Pagina Siete.