Con 4 músicos muertos, banda Poopó se desintegra por ahora

21

La banda Intergaláctica Poopó de Oruro pasa por su peor momento, perdió a cuatro de sus músicos por sospecha de Covid-1. Ya no puede tocar en ningún lado por la pandemia, por lo que los instrumentos quedaron guardados en el baúl y los periplos europeos en pausa, para que los integrantes sobrevivan realizando otros trabajos como la albañilería, panadería y otras actividades.

La banda Poopó estaba integrada por 180 personas, “pero por el virus tenemos cuatro personas fallecidas en esta pandemia”, informó el director general de la banda Abel Gonzales.

Los músicos perdieron la vida en el área rural de donde salieron para encontrar una mejor vida, pero no fue así.

Algunos integrantes decidieron dejar la trompeta por la pala que recoge la arena o pisar el pedal de un vehículo. “Al ver que no hay trabajo y nada más que ofrecer a sus familias, algunos se fueron al campo a trabajar sus tierras. Otros siguen sufriendo en la ciudad a falta de trabajo. Unos ofrecen sus servicios como taxistas, pero eso no es garantía porque se pueden contagiar del virus. También están trabajando como albañiles y panaderos”, contó Gonzales.

La banda hizo sus últimos viajes como a China y Estados Unidos. Juan tocó por última vez su trompeta cuando viajó con sus compañeros a Juliaca, Perú, la primera semana de marzo, pero cuando retornaron a Bolivia se toparon con la sorpresa de la aplicación de la cuarentena.

“Nosotros creíamos que íbamos a tener trabajo desde mitad de año (junio) y recuperar algo, pero no pasa esta pandemia (…). Al ver que no hay elementos para seguir en este rubro, los músicos han quedado en la calle sin poder sostener a la familia ¿y qué hacemos durante todo este tiempo? Nos queda ganarnos la vida por otro lado”, señaló Juan.

El director general de la banda Poopó dijo que no puede exponer a sus músicos a que se contagien del virus e ir a tocar a una determinada población del país. Por eso plantearon tocar y difundirlo por internet, pero con el pasar de los días se dieron cuenta que no era lo mismo y no percibían ningún ingreso económico.

“Hemos hecho una tocada virtual, nos salió bien, se difundió en las redes sociales, pero no había los ánimos como para tocar como cuando estás en una festividad y (los músicos) quieren sus centavos para que puedan llevar a su familia, por eso decidimos dejarlo”, indicó Gonzales.

Asimismo, señaló que les queda esperar que este mal momento pase y puedan retornar y agarrar nuevamente los platillos, bombos, trompetas y las matracas para vivir de la música que corre por sus venas. “Esto no será toda la vida, retornaremos y volveremos a tomar nuestros instrumentos”, señaló.

Vendió su trompeta

José cuenta que la música la siente en la sangre, por lo que a los 21 años decidió comprar una trompeta con el ahorro de dos años de otro trabajo. Nunca creyó que vendería aquel instrumento que le ayudó a llevar alimento a su familia.

“¿Qué puedo hacer? Lo tuve que vender”, dijo con la voz entrecortada y no quiso hablar más del tema. Antes de febrero de 2018, la banda se llamaba Provincial Poopó, pero ahora se denomina Intergaláctica Poopó, por el proceso de crecimiento que tuvo la agrupación desde sus inicios.

El 4 de enero de 1964 fue fundada la agrupación en la localidad de Poopó, del departamento de Oruro, por el minero y músico Sinforiano Gonzales. En 1980 la familia del fundador se trasladó a la ciudad y con sus músicos ofrecían sus retretas los domingos.

Más información

Historia La primera presentación en el extranjero de la banda fue en 1970 en la Fiesta de la Candelaria en Puno, Perú, donde fueron galardonados por la federación folklórica de esa ciudad.
Actuación La banda Poopó tocó en el país por última vez en febrero, en la entrada folklórica del Carnaval de Oruro, después se fue a Perú y luego guardó sus instrumentos.

Pagina Siete.