Evistas y choquehuanquistas se enfrentan en congreso del MAS

Los bandos que apoyan al vicepresidente David Choquehuanca y al expresidente Evo Morales se enfrentaron a golpes ayer en el VI Congreso Departamental del MAS en Potosí. Los militantes comenzaron la gresca por la designación de los representantes de esa región; ésta es la tercera oportunidad en la que un encuentro del partido oficialista termina con disturbios, insultos y silletazos.

Las disputas se produjeron esta vez en el municipio de Torotoro; el representante de la Federación de Campesinos de Norte Potosí, Mario Córdova, informó que la pelea se originó entre seguidores de Morales y sus detractores, que buscan la renovación del partido. El dirigente sostuvo que su sector no asistió al congreso para evitar las peleas, pero que están en contra de las “imposiciones” que adopta el líder cocalero del Chapare.

“No estamos de acuerdo con el evismo, con el poncho blanco que va copando gente con mentiras, les hacen creer. Nuestra gente ya no comparte con ellos, ya nos dijeron que no nos iban a dar credenciales, que no íbamos a poder hablar y peor hubiéramos reaccionado. Ellos sólo quieren imponer y obedecen al señor Evo Morales; ellos querían una dirigencia afín a Evo, por eso hubo esa pelea”, manifestó Córdova sobre los acontecimientos.

En videos que circularon en las redes sociales se observa a los dos bandos golpeándose, lanzándose sillas e insultándose, todo en medio de denuncias por la supuesta manipulación de la elección de los dirigentes.

Las imágenes muestran un coliseo repleto, con cientos de militantes del MAS. Por su lado, el vicepresidente del partido, Gerardo García, tildó a los opositores a Evo como infiltrados.

“Existen problemas en la zona sur de Potosí, pero en el resto de las regiones no se han presentado percances y los delegados participan de este encuentro. Tenemos diferencias y en algunos casos existen personas que quieren infiltrase al congreso; nuestra seguridad los identificará y los expulsará”, declaró.

El sábado, la Federación de Campesinos de Sud de Potosí denunció que el gobernador Jhonny Mamani movilizó a funcionarios de esa institución para dividir a esa región y evitar su participación con la acreditación de “dirigentes paralelos”.

“Hemos sido discriminados luego de haber llegado a Torotoro después de un viaje de 24 horas. Hay una rosca en el departamento de Potosí liderada por la dirección nacional y del gobernador Mamani, que sólo busca apetitos personales. No nos han acreditado y nos excluyeron”, afirmó el dirigente Ronald Bazualdo, de la Federación de Campesinos del Sud de Potosí.

Mientras, Morales evitó referirse de manera directa al enfrentamiento y justificó su inasistencia al encuentro por una “trancadera”, pero acusó a “la derecha” de intentar dividirlos.

“El día viernes yo partí a las cuatro de la mañana de Villa Tunari, pero por una trancadera, una congestión antes de llegar a El Sillar, ya no podía pasar, como una hora y media imposible avanzar y retorné; disculpen el congreso del MAS-IPSP del departamento de Potosí. Estaba en contacto permanente con Gerardo, con algunas autoridades, dirigentes sindicales. Espero que salga bien, espero que haya mucha madurez”, señaló.

“En Potosí, el primer congreso ha sido anulado por el Tribunal Supremo Electoral, el segundo estamos en desquite, esperemos aprobar. Hablamos, informamos para no tener problemas, seguramente se van a resolver estas observaciones que ha hecho el Tribunal Supremo Electoral”, añadió el presidente del MAS.

Ésta es la tercera vez que los encuentros del MAS terminan en enfrentamientos físicos. En mayo, tras la presencia del vicepresidente David Choquehuanca, también en Potosí, se produjo un enfrentamiento que dejó dos muertos en Tinguipaya, en una pugna con el ala radical liderada por Evo Morales.

En diciembre de 2020, mientras se debatían las candidaturas del MAS para las elecciones subnacionales, la pelea incluso alcanzó al propio Morales, a quien le arrojaron una silla.

En junio, evistas y renovadores se agredieron físicamente en la brigada parlamentaria de Santa Cruz por la presencia del vicepresidente del MAS, a quien acusaron de injerencia en la región. Ambos bandos intercambiaron insultos y empujones.

Fuente: Pagina Siete.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más