Abuso de poder concluyó en la cooptación de jefes policiales

El abuso de poder que ha sufrido la Policía por parte de la clase política hizo que puedan cooptar a jefes policiales para que se pongan al servicio del poder político y no al de la sociedad, manifestó el criminólogo y consultor en seguridad ciudadana, Armando Moscoso.

“No hay peor ciego que el que no quiera ver. Coincido en que la injerencia política y sus propios intereses son los que han ido deteriorando la institución”, dijo Moscoso en entrevista con radio Erbol.

Apuntó que en ninguno de los casos donde estuvieron implicados tres exjefes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) se pudo establecer vínculos con esas personas, como el caso del coronel Maximiliano Dávila -que en su criterio- fue detenido solo para evitar una investigación en profundidad que llegue a establecer conexiones con ciertos jefes políticos con el narcotráfico y redes internacionales.

En ese marco, aclaró que la injerencia política de hace aproximadamente 15 y 17 años, ha devastado la Felcn.

“Antes iban a trabajar policías que habían sido investigados, no solo ellos, sino también su entorno familiar y social respecto a cualquier vínculo del narcotráfico, antecedentes policiales, polígrafo y un cuestionamiento sobre temas de seguridad”, recordó.

Asimismo dijo que en esa época, las decisiones del nivel operativo de la Felcn se tomaban al más alto nivel y no era consultado al ministro de Gobierno y menos que este participe del mismo.

“Antes se hacía el operativo y dos días después se le informaba (al ministro de Gobierno) y se lo llevaba al lugar para que pueda verificar”, dijo.

En ese marco lamentó que ahora los operativos se hayan convertido en “circos” protagonizados por el poder político.

“Con este circo armado por el ministro de Gobierno, cuando hace unos meses estalló el caso Dávila y anunció que todos los policías antidroga se iban a someter a la prueba del polígrafo. Luego dio resultados sin tomar en cuenta que hay 7.000 policías que trabajan en la Felcn y cada prueba tarda entre 2 y 3 horas y solamente existen entre 10 a 14 policías poligrafistas, por tanto, ese detalle hace imposible la prueba del polígrafo a todos (en poco tiempo) y era una mentira más para tapar algunas cosas que debían salir a la luz pública”, advirtió.

REFORMA A LA LEY

En agosto de 2021, el presidente Luis Arce promulgó una ley que incluye al ministro de Gobierno dentro de la estructura orgánica del mando de la institución del orden.

Al respecto, Moscoso dijo que el Gobierno debería pensar en reformar la Ley Orgánica de la Policía Boliviana y mejorar su presupuesto.

“No lo va hacer porque una Policía mejor pagada, más capaz, más institucionalizada y despolitizada no le conviene a nadie, hablando de los políticos, porque esa Policía tarde o temprano va a encarcelar a los políticos corruptos y eso es lo que ellos no quieren. Ahí está el meollo del asunto. Nadie quiere arreglar la institución que podría volcarse en contra de ellos haciendo cumplir la ley”, advirtió.

Fuente: El Diario.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Lee más