Arturo Murillo confirma que avión de la FAB llevó a diputada «amiga» de Jeanine Añez y su hijo

174

El Ministro afirmó que la asambleísta Gina Torrez tiene dificultades para caminar y debía sesionar en La Paz, por lo que viajó con su hijo, quien a su vez aprovechó para asistir a la fiesta de cumpleaños de la hija de la Presidenta.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, confirmó este lunes que un avión de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) trasladó de Tarija a La Paz a la diputada Ginna Tórrez Saracho, quien es «amiga» de la presidenta Jeanine Añez. Precisó que la asambleísta abordó la nave acompañada de su hijo porque está delicada de salud y tuvo que llegar a la sede de gobierno para una sesión parlamentaria.

“La asambleísta tiene un problema delicado de salud, le cuesta caminar, tiene un problema en las rodillas, entonces precisa que alguien la ayude, por lo que trajo a su hijo para que la cuide y la acompañe. La diputada sí es muy amiga de la Presidenta, es absolutamente cierto”, afirmó Murillo en entrevista con Panamericana.

El titular de Gobierno se refirió al tema a propósito de las denuncias que circulan en las redes sociales, sobre un presunto uso de bienes de Estado para beneficio de personas particulares y que tienen relación de amistad con la hija de la Jefa de Estado, Carolina Ribera Añez, quien está a cargo de la Dirección de Gestión Social del Ministerio de la Presidencia.

Murillo negó las acusaciones y aseguró que se tratan de una “mentira”; explicó que la anterior semana, el ministro de Hidrocarburos, Víctor Hugo Zamora, y la directora de Gestión Social viajaron hasta Tarija en un vuelo de la FAB para llevar ayuda humanitaria.

En el vuelo de retorno a La Paz se trasladó la diputada Tórrez y su hijo, ya que éste le ayuda a su madre a movilizarse. Una vez concluida la sesión, la legisladora tuvo que regresar hasta Tarija por tierra, acompañada de su hijo, según Murillo.

El hecho se hizo conocido a partir de la publicación de unas fotografías de la directora de Gestión Social con el hijo de la diputada Torrez, en la celebración del cumpleaños de ésta.

«Dos o tres días después fue el cumpleaños de Carolina, y creo que su madre tiene derecho a soplarle una torta; no es un pecado soplarle una torta a una hija, y, obviamente, invitó a su amiga, a Gina, y claro, fue con su hijo, y se tomaron unas fotos», declaró el Ministro, sobre las imágenes que muestran a la hija de la Presidenta con el amigo que viajó en la nave de la FAB.

Página Siete